Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
.
  Retablo Denuncia   Retablos en la Memoria   Parece pero no es   S O S Urgente  
 

  PARECE, PERO NO ES

Cuando una persona decide comprar un retablo o encargarlo pretende adquirir no sólo una imagen devocional ligada a su historia personal o a su vinculación familiar con una Hermandad o cofradía, sino que también pretende poseer una obra de cierta categoría artística, realizada de forma artesana e irreproducible, que sólo haya una, aunque pueda haber otras muy parecidas.

De la propia definición de lo que es o debe ser un retablo cerámico, se desprende que éstos deben estar realizados a mano, sin intervención de más procedimientos técnicos que los derivados de la cocción de los azulejos que lo componen. Sin embargo, la sociedad de consumo también llega a esta parcela y a veces podemos encontrar retablos cerámicos y azulejos devocionales realizados en serie, unas veces para abaratar costes y poder competir en un mercado poco exigente, enfocado principalmente al turismo, otras por la introducción de nuevas tecnologías, que aún proporcionando acabados realistas suponen una suplantación de la mano del artista. En este apartado entrarían el uso de la serigrafía, los procedimientos informáticos, las calcomanías y un largo etc. Sin ánimo de menoscabar el trabajo y el desarrollo profesional de los fabricantes de estos falsos retablos cerámicos, nos sentimos moralmente obligados a poner algunos ejemplos de obras en cerámica que no están hechas de forma artesanal, a la antigua usanza, y por lo tanto sin valor artístico ninguno, para que al menos, cuando alguien vaya a adquirir un retablo cerámico sepa lo que está comprando.