Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

LA ICONOGRAFÍA DE LOS SANTOS EN LOS RETABLOS CERÁMICOS

Alfredo García Portillo

 
SANTO DOMINGO DE GUZMÁN

Nacido en Caleruela (hoy Burgos, pero entonces perteneciente a la diócesis de Osma) en 1170, fue hijo de Félix Ruiz de Guzmán y de Juana de Aza (hoy beata Juana de Aza), tuvo dos hermanos el primero de ellos, Antonio que fue sacerdote, dedicó su vida a consuelo de enfermos y de todos aquellos que peregrinaban al sepulcro de Santo Domingo de Silos. El segundo fue el beato Manés (o Mamerto) de Guzmán.

A los siete años fue con su tío Gonzalo, el arcipreste de Gumiel de Izán, con el estuvo hasta los 14 años recibiendo una esmerada educación. Marchó luego a Palencia donde estudió humanidades, filosofía y teología. Llegó a vender sus libros para alimentar a los pobres. En 1194 se ordenó sacerdote.

El obispo le encomienda el gobierno de diócesis como Vicario General de ésta. Por encargo del rey Alfonso VIII acompañó al obispo de Osma para concertar el matrimonio del príncipe Fernando, por ello marcha a Dinamarca y a Roma.

Organiza el movimiento de predicadores al objeto de convertir a los cátaros de su herejía y para ello se establece con el beneplácito del Papa Inocencio III desde el año 1206 en el Languedoc francés donde establece en la ciudad de Prouille una primera casa femenina y en 1215 en Tolosa la primera casa masculina de la Orden de Predicadores.


Renunció a diversos obispados para los que fue elegido canónicamente. Realiza un segundo viaje a Roma al objeto de conseguir la aprobación de su Orden y asistir al Concilio de Letrán. Elige la regla de San Agustín y un año después lo encontramos nuevamente en Roma llevando las constituciones de su Orden que será aprobada por el Papa Honorio III a través de la bula “Religiosam Vital”. Vuelto a Francia enviará a sus frailes a España y a París, él acude a Roma donde al obrar cuantiosos prodigios consigue numerosos frailes para su orden, algunos de los cuales enviará a Bolonia. Uno de éstos tiene lugar en el monasterio femenino de San Sixto el Viejo, el día en que tiene lugar la unificación de los monasterios femeninos de la ciudad. En representación del Papa acude el cardenal Esteban de Bosanova acompañado de su sobrino el joven Napoleón Orsini, éste cae del caballo y fallece de inmediato. El cardenal pide a Santo Domingo su ayuda y tiene lugar el milagro pues Orsini vuelve a la vida.

En 1218 está en España para recorrer Segovia, Madrid y Guadalajara. Dos años más tarde se celebra en Bolonia el primer Capítulo General de la Orden, durante el cual se redacta la segunda parte de las Constituciones. El 6 de agosto de 1221, fallece a los cincuenta y un años de edad, en el convento de Bolonia, donde sus restos permanecen sepultados.

Su representación. Comentarios a los retablos cerámicos de la web:

La pieza 0737 (VER), ubicada en Antequera, representa al santo en pie, vestido con el hábito de dominico. A sus pies figura un perro con una antorcha en la boca y una bola del mundo, ello se debe a un sueño que tuvo su madre durante su embarazo. Soñó que llevaba en el vientre un cachorrillo blanco y negro que tenía en la boca una antorcha y que salía de su vientre y encendía el mundo. Santo Domingo, porta en su mano derecha una cruz que indica su carácter de predicador ya que como tal se comportó con los cátaros y albigenses. En su mano izquierda encontramos un libro, el de la Regla y Constituciones de su orden, junto a unos lirios que simbolizan su veneración por la Virgen. El modelo que ha utilizado el pintor del retablo cerámico corresponde a un óleo sobre lienzo del pintor español Claudio Coello y que se encuentra en el museo del Prado de Madrid.

Alfredo García Portillo. Agosto 2008