Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
 

INTRODUCCIÓN

Navidad, Nacimiento del Niño Jesús. La Natividad del Señor, al igual que los demás pasajes de su vida pública ha sido protagonista a lo largo de los siglos de infinidad de representaciones artísticas a través de la pintura, la escultura y cómo no la cerámica. Llegadas estas fechas aprovechamos para crear un nuevo monográfico dedicado a la venida del Mesías, que bien pudiera abarcar desde su Encarnación, cuando el Ángel anuncia a María que va a concebir un hijo, hasta las semanas posteriores a su nacimiento, que incluye la Epifanía o Adoración de los Reyes Magos y extendiéndonos un poco más hasta su Bautismo.

Los repertorios iconográficos de la vida de Jesús plasmados en azulejería los encontramos principalmente en zócalos compuestos de cartelas biográficas de la vida y milagros del Redentor, con un claro sentido catequético y evangelizador.

Agrupadas las distintas escenas que hemos conseguido recopilar y catalogar en torno al bienaventurado suceso ocurrido en Belén hace más de dos milenios, podríamos figurarnos que constituyen nuestro original Nacimiento, que viene a sumarse a todos los millones que en todos los confines de la cristiandad se montarán para conmemorar uno de los sucesos más importantes de la historia de la humanidad.

El ciclo comienza con Los desposorios de la Virgen y San José. Estos no tienen fundamento evangélico en sí mismos. Aparecen como una presunción, o una condición ya dada. En Mt. 1, 18 y Lc. 1, 27 se presenta la condición de desposados. Es el fundamento para demostrar lo que posteriormente se va a desarrollar. Es la base de todo el fundamento evangélico-teológico posterior.

La anunciación (Mt, 1, 20 y Lc 1, 30) se presenta en ambos evangelios de manera similar y aporta el carácter sobrenatural del acontecimiento, así como el nombre que habrá de darse al niño. Pero discrepan en el destinatario. En el evangelio de San Mateo es José sobre el que se vuelca la información, mientras que en el de San Lucas (evangelio soteriológico por excelencia, de la mujer y de María) la figura central es la Virgen, sobre la que se centra toda la iconografía tradicional.

La visitación es un pasaje único de Lucas (1, 39). Manifiesta el paralelismo entre San Juan Bautista y Jesús. El primero es precursor del segundo.

La presentación aparece también en Lucas (2,22). Un hecho único narrado es la presencia de la profetisa Ana, que ve cumplida sus expectativas vitales por haber conocido al niño. De nuevo San Lucas, al igual que en la circuncisión, muestra el carácter soteriológico de su evangelio, y el papel central de la mujer.

La huida a Egipto (Mt. 2, 13.),recurre al sueño como instrumento para la mediación. De nuevo es José el artífice.

Nuestro agradecimiento a Martín Carlos Palomo García y David Caballero Mariscal.
 

 

CATÁLOGO EN ORDEN LITÚRGICO

 
 
www.retabloceramico.net
email: retabloceramico@gmail.com
PÁGINA PRINCIPAL