Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
.
  Colaborar   Queremos saber   Colaboradores   Consejos prácticos   ¿Nos ayudas?  
 

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA FOTOGRAFIAR UN RETABLO CERÁMICO

El retablo cerámico es un objeto artístico con unas características físicas y de ubicación que nos obligan, para hacerle buenas fotografías, a tener en cuenta una serie de normas y consejos que pasamos a exponer:

Antes que nada una consideración fundamental, no soy fotógrafo profesional ni tengo pretensiones de serlo. Mis conocimientos de fotografía general son muy limitados, los consejos que voy a ofrecer a continuación están solo orientados a obtener fotografías de retablos cerámicos, con las características técnicas necesarias para una excelente reproducción ya sea en papel o en soporte digital.
Dicho esto entremos en materia.

Las condiciones ideales que debe tener la fotografía de un retablo cerámico son las siguientes:

La mayor nitidez posible.
Que la fotografía de primer plano se realice lo más cerca posible del retablo
.
Ausencia de reflejos
.
Ausencia de Sombras
.
Ausencia de obstáculos
.
Utilizar una cámara adecuada.


NITIDEZ

A la luz del día no debe de haber problemas para obtener una buena nitidez. En interiores o condiciones adversas de luminosidad, si el retablo está a media o baja altura, para conseguir la mayor nitidez posible aconsejo –si no se es un experto fotógrafo- la utilización del modo de enfoque automático, con el flash también en automático.

Esto quiere decir que a un primer impulso en el disparador, la cámara enfocará automáticamente y al disparar hará saltar el flash en caso de que detecte baja luminosidad.

Para evitar que en las fotografías en las que el retablo está a nuestra altura el flash aparezca reflejado en el retablo, basta con escorarse un poco a izquierda o derecha. Si el retablo está a una altura por encima de nuestra cabeza, no hay que preocuparse de este aspecto.

Si nuestra cámara dispone de dispositivo para regular la intensidad del flash y estamos haciendo fotos a corta distancia, (zócalos o retablos a baja altura), no está de más probar a reducir la intensidad del mismo para evitar que se quemen las imágenes.

No se debe nunca anular el flash salvo que se use trípode, pues las fotografías saldrán movidas. Aunque la experiencia me ha enseñado que siempre sale mejor una fotografía de un retablo a mano alzada y con flash, que con trípode y sin flash.

Por último, es muy aconsejable disparar dos e incluso tres veces por cada posición o enfoque que hagamos. De esta forma nos aseguramos de obtener una toma buena.
 

Ejemplo de una fotografía inservible: aparentemente se ve bien, pero está desenfocada


CERCANÍA AL OBJETO

Cuando vayamos a hacer una fotografía de primer plano de un retablo cerámico debemos intentar que éste ocupe la totalidad del visor de nuestra cámara y que salga en su totalidad.

Es decir, sacar la menor cantidad posible de la pared de alrededor del retablo. (Esta maximización no se debe obtener recortando la foto con posterioridad pues estaremos perdiendo calidad). En las fotografías siguientes, a la izquierda se observa un marco de pared razonable, mientras en la fotografía de la derecha es excesivo el espacio de pared.
 

  


El zoom solo se debe utilizar cuando sea imprescindible. (Esto lo digo porque en ocasiones, cuando disponemos de un buen zoom
en nuestra cámara, podemos caer en la tentación de utilizarlo para fotografiar retablos en la lejanía, que podríamos fotografiar mucho mejor acercándonos a ellos).

En caso de que nuestra cámara tenga un zoom potente, cuando lo utilicemos al máximo, si no tenemos un buen pulso, es muy conveniente utilizar trípode o en su defecto apoyarnos en una pared, señal de tráfico o cualquier otro objeto para evitar las vibraciones de nuestro pulso. No se debe usar nunca el zoom digital.


REFLEJOS

El vidriado de la cerámica se comporta ante las luces y sombras como un espejo, produciendo reflejos que en muchas ocasiones no nos dejan ver adecuadamente la escena plasmada por el pintor.
Evitar estos reflejos suele ser tan fácil como moverse para buscar el ángulo adecuado para el disparo, bien sea escorándose a izquierda o derecha, o bien acercándose o alejándose de la pieza.
 

Cuando un retablo presenta reflejos es preciso buscar el ángulo perfecto hasta que desapaezcan.
 En este caso están localizadosa ambos lados del manto de la imagen.


Afortunadamente, hoy en día podemos buscar el mejor ángulo de disparo sin que el retablo nos salga completamente frontal, ya que con posterioridad, por procedimientos informáticos es posible alcanzar esa frontalidad que no hemos conseguido al disparar la fotografía.
Estos consejos no sirven para aquellos retablos cerámicos que tengan partes tridimensionales, en cuyo caso solo se pueden fotografiar de manera frontal, teniendo solamente la posibilidad de acercarnos (no demasiado) o alejarnos para evitar los reflejos.
En este sentido también se pueden utilizar unos filtros que polarizan la luz eliminando el brillo, (llamados polarizadores), no son caros, y equipados con ellos, no solo se evitan reflejos molestos, sino que además intensifican el contraste y el color en algunas situaciones.


AUSENCIA DE SOMBRAS

El retablo hay que fotografiarlo cuando le da plenamente el sol o la sombra. Si hacemos una fotografía de un retablo con algunas zonas al sol y otras a la sombra, nunca podremos admirar plenamente la belleza de la pieza en su conjunto.

El día ideal para fotografiar retablos cerámicos es el día nublado sin lluvia. Este día nunca nos encontraremos con la desagradable sorpresa de llegar al lugar donde está el retablo que deseamos fotografiar y encontrarnos con que el tejaroz, los faroles o alguna cornisa cercana le proyecta una sombra que hace inútil nuestra labor.
 

Es preciso fotografiar un retablo cerámico  a una hora en que el sol no produzcas sombras indeseadas


OBSTÁCULOS

En la inmensa mayoría de las ocasiones los obstáculos que nos vamos a encontrar son los propios farolillos del retablo, que tan bonita luz le proyectan por la noche.

Tanto si son dos los faroles, -más fáciles de sortear buscando la frontalidad- como si es uno solo, la solución para salvarlos es fotografiarlos escorándonos, de tal manera que la zona del retablo que tapen sea clonable con la zona simétrica que supuestamente estará libre de obstáculos.
 


EL EQUIPO ADECUADO

Para fotografiar retablos cerámicos, -exceptuados casos puntuales de retablos a gran altura- no es necesario un gran equipo fotográfico, con una cámara de 8 megapixels (usando siempre la máxima resolución que nos ofrezca la máquina) y un mínimo de 12x de zoom (si son16x o más, mejor), tendremos acceso a fotografiar con calidad todo lo que se nos ponga por delante.
 

Un buen equipo fotográfico no es garantía de una fotografía perfecta. En este caso el flash nos jugó una mala pasada


LAS VISTAS GENERALES

Para finalizar hablemos de las fotografías de vista general. Estas son muy importantes para ubicar el retablo en su entorno urbanístico. Por ello, si la vista general del retablo se limita a ofrecer la fachada del edificio en el que se encuentra ubicado, perderemos mucha información.

La fotografía ideal de vista general es aquella en la que –siempre que sea físicamente posible- nos muestre la mayor cantidad del paisaje urbano que lo rodea, incluso a veces corriendo el riesgo de que el propio retablo se vea muy pequeño, en cuyo caso, lo recomendable sería hacer dos planos, uno medio y otro lo más abierto posible. La inclusión de personas en las vistas generales, siempre que no estén en primer plano y preferiblemente de espaldas, ayudan a valorar la dimensión real del retablo, siendo difuminado cualquier dato que sea de carácter privado (rostros, matrículas, etc.).
 


LA FIRMA

Para documentar gráficamente un retablo, además de las fotografías de primer plano y vista general, hará falta una tercera consistente en un primer plano de la firma del ceramista y del taller o fábrica, para ser incorporada a nuestra galería de firmas.
 


 

NOTA FINAL:

Respeto a la privacidad e intimidad.

En nuestro trabajo como colaboradores, debemos ser muy cuidadosos a la hora de realizar las fotografías en interiores, debemos siempre pedir permiso a los propietarios o responsables y en su caso, si se nos pidiera información del motivo de las fotografías se informará del carácter divulgativo y no lucrativo de esta página web, y de que para su publicación se omitirá cualquier dato no autorizado a ser revelado.

Antonio Entrena Aznarte - Martín Carlos Palomo García