Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

LA BIBLIA EN LA CERÁMICA

ADÁN Y EVA. EL PECADO ORIGINAL

El azulejo tiene su fuente en el libro del Génesis y muestra a Adán y Eva, junto al Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal y enroscada sobre él a la serpiente tentadora, justo antes del Pecado Original.

Dios les permite hacer lo que deseen en el Paraíso Terrenal, pueden hacerlo todo excepto tomar el fruto del Árbol prohibido. Eva es tentada por el demonio en forma de serpiente y toma el fruto, lo come y se lo ofrece a Adán, éste también lo prueba.

El libro del Génesis dice en su capítulo 3: "Pero la serpiente, la más astuta de cuantas bestias del campo hiciera Yahvé Dios, dijo a la mujer: "¿Conque os ha mandado Dios que no comáis de los árboles todos del paraíso?" Y respondió la mujer a la serpiente: "Del fruto de los árboles del paraíso comemos, pero del fruto del que está en medio del paraíso nos ha dicho Dios: "No comáis de él, ni lo toquéis siquiera, no vayáis a morir."

Durante largos años los teólogos discutieron el tipo de árbol del que se trataba, barajando varias posibilidades, un manzano, un naranjo, una vid o una higuera, de hecho en algunas imágenes aparecen nuestros primeros padres (Protoplastos), representados tapando su desnudez con hojas de higuera. Según la vegetación del país en el que vivían los artistas pintaron o esculpieron una higuera o un naranjo (bizantinos e italianos), un manzano (franceses) o bien un racimo de uvas.

Desde el siglo III, se encuentra en la decoración de la catacumba de San Genaro en Nápoles una imagen de Adán y Eva sorprendidos en su vergüenza.

Alfredo García Portillo. Julio 2010.

 

PIEZAS CATALOGADAS DE ESTA ESCENA

   

Adán y Eva. (Hacia 1670)
Cádiz