Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
LOS RETABLOS CERÁMICOS DE LA PROVINCIA DE CASTELLÓN. (153)
SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. CUEVAS DE VINROMÁ.
PASCUAL LUIS SEGURA MORENO
 

 

Imagen: Sagrado Corazón de Jesús.
Autor: Desconocido.
Fabrica: Desconocida, probablemente procedencia de Onda.
Técnica: azulejo plano esmaltado, dibujo estarcido, pintado a mano.
Fecha: 1870-1875.
Medidas: vertical, 80 x 60 cm. Doce azulejos de 20x20 cm.

Iconografía:  La expresión «Corazón de Cristo» se refiere al «misterio mismo de Cristo, a la totalidad de su ser, a su persona considerada en su núcleo íntimo y esencial». -Directorio sobre piedad popular y liturgia, publicado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Los precedentes de esta devoción pueden buscarse muy lejos. El corazón humano siempre ha sido un símbolo de amor carnal o místico. En sus sermones San Bernardo habla sin cesar del "muy dulce corazón de Jesús" a partir del siglo XII. Del culto de las cinco llagas, y especialmente de la llaga del costado, que se desarrolló hasta finales de la Edad Media, debía naturalmente pasarse al culto del corazón. Bajo la influencia de éste, la herida del costado de Cristo crucificado se trasladó de derecha a izquierda, es decir al sitio del corazón.

No obstante, fue a finales del siglo XVI cuando afloró en la imaginería popular el corazón de Jesús atravesado por tres clavos y engastado en una corona de espinas. Estas imágenes fueron quienes engendraron el culto del Corazón de Jesús y no al contrario de lo que postula una opinión muy difundida, no fueron las visiones de dde Santa Margarita María de Alacoque, del convento de las salesas de Paray le Monial, las que constituyeron el origen de esta devoción, patrocinada sobre todo por los jesuitas.

El verdadero iniciador del culto litúrgico del Sagrado Corazón de Jesús fue el normando Juan Eudes, fundador de los eudistas. Todo cuanto se puede reconocer a la salesa es que Eudes no separaba el Corazón de Jesús del Corazón de María, al tiempo que el fervor femenino de M. M. Alacoque se orientó hacia el de Cristo sólo. Esta nueva devoción, consagrada oficialmente en 1685, acordaba con la política del catolicismo romano que quería afirmar por medio de este símbolo del corazón abierto, al encuentro del protestantismo y del jansenismo, el amor de Dios hacia todos los hombres sin excepciones. “Miraran al que traspasaron”. Juan, 19,37.

El ceramista anónimo del retablo, no muestra a Jesús en posición estante, sobre unas piedras a la orilla de un río o mar, cuya vegetación no existe, sólo aparecen unas ramas secas a los pies de Jesús.

Cristo, aquí aparece con el rostro adulto, los cabellos largos y barbado, la cabeza ligeramente elevada hacia el cielo al igual que su mirada como queriendo escuchar la respuesta del Padre.

Viste gran manto azul que anuda en el cuello cuyo borde tiene un ribeteado de galón bordado y túnica rosácea que deja mostrar los pies que calzan sandalias. Su mano derecha está tendida y la palma abierta como para recibir a quién se acerque, mientras con su mano izquierda apoyada en su pecho su dedo índice señala, por encima de la túnica que ahí está su Sagrado Corazón, coronado de espinas y llameante de amor, de cuyas llamas emerge una pequeña cruz, símbolo de la redención. El corazón muestra la herida sangrante, cuyas gotas se expanden, como lo explica San Juan en su evangelio 19,34. “uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua”.

En la parte inferior del retablo a modo de cartela tan ancha como el propio retablo parece escrita la leyenda: SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. El retablo se enmarca con un filete oscuro y un bocel amarillo y naranja. No lleva el retablo firma del autor ni marca de fábrica.

Estado de Conservación y restauración: No presente roturas, grietas ni lascas, su estado de conservación es excelente. Ha sido declarado Bien de Relevancia Local según la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalitat, de modificación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano (DOCV Núm. 5.449 / 13/02/2007).

Ubicación: El retablo se halla ubicado a la altura de primer piso, en la parte derecha de la fachada del inmueble, en el interior de una fornícula la cual presenta un nicho rectangular sin ornato, que ha sido realizado en mampostería enlucida y encalada el nicho tiene un formato rectangular vertical y las mismas dimensiones que las del propio retablo. Calle Teruel n º 9 de Les Coves de Vinromá (Castellón).

Texto y fotografías: Pascual Luis Segura Moreno.  Marzo 2016.

 
 
www.retabloceramico.net
Email: retabloceramico@gmail.com
PÁGINA PRINCIPAL