Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
ENTREVISTA A RAFAEL GARCIA BODAS,
CERAMISTA DE TALAVERA DE LA REINA (TOLEDO)
GABRIEL TOVAR SERRADILLA
 

El pasado mes de abril nos desplazamos a Talavera de la Reina para saludar y entrevistar a uno de sus más prestigiosos ceramistas, Rafael García Bodas (Talavera, 1922). Hemos venido desde Sevilla para hablar sobre su vida y su obra, que queremos dar a conocer a través de nuestra página www.retabloceramico.net.

Quien entre en su domicilio pensará al instante “Aquí vive un artista de la cerámica”, ya que en cualquier rincón encontramos muestras de su quehacer artístico. De sus manos salieron algunas de las obras más representativas de la cerámica talaverana. Pintó para Ruiz de Luna y para Artesanía Talaverana. Sus obras están repartidas por medio mundo, destacando los trabajos que pueden admirarse en la Basílica de Nuestra Señora del Prado de Talavera.

Rafael García Bodas recibió el Premio “Ciudad de Talavera" a la Identidad Local y Comarcal tras haber dedicado más de 80 años de su vida al arte del barro.

Tras una larga y distendida conversación, en compañía de sus familiares más directos, tuvimos la oportunidad de dar un repaso a su vida artística y profesional. Rafael, en todo momento, nos transmitió su amor a la cerámica a la que ha dedicado toda su vida. Tuvo la amabilidad de responder a nuestras preguntas y curiosidades que hemos recogido en esta entrevista.


 Rafael García Bodas junto a su hija Mercedes, y a su mujer, Amparo
 

Para nosotros fue un privilegio compartir recuerdos con uno de los pintores cerámicos más grandes y representativos de la cerámica que se hacía y se continúa haciendo en Talavera, tan distinta, y a la vez tan parecida, a la que se hacía en los talleres andaluces. Háblenos de sus inicios...

-¡Siempre se me dio bien el dibujo!. Yo empecé a pintar de forma espontánea y fortuita. En casa de mi tía Petra había un patio con las paredes blancas. Cuando yo iba a visitarla me entretenía pintando, con los tizones de la lumbre, conejillos que andaban por allí y otras clases de animalitos… A mi tía le gustaron tanto que prohibió que se limpiaran las paredes. Claro, cuando llovía, se borraban… y yo tenía que volver a pintarlos.

Después, en la escuela, siguió pintando. Con un dibujo ganó su primer dinero.

-Cuando yo tenía 7 u 8 años, el marqués de Mirasol daba premios a los niños más destacados en los colegios… por matemáticas, por redacción, por otras cosas… y a mí me lo dieron por dibujo, me dieron 100 ptas. Y fue el primer premio que he tenido yo por la pintura.
Rafael García Bodas nació el 1 de junio de 1922; lleva toda su vida dedicado a la pintura en cerámica, desde que con 11 años entró como aprendiz en la Fábrica de Cerámica Ruiz de Luna, donde contó con la enseñanza del maestro Francisco Arroyo, yerno de don Juan Ruiz de Luna Rojas. Se jubiló en 1987 en el Alfar Artesanía Talaverana (Mauri y Corrochano).

En 2014 recibió el galardón más importante que Talavera concede a sus hijos predilectos, el “Premio ciudad de Talavera a la Identidad Local y Comarcal”, como reconocimiento de la ciudad, de su ciudad, a toda una vida dedicada a la cerámica, actividad artística que ha llevado el nombre de Talavera de la Reina por el mundo… Le hizo entrega del mismo S.M. la Reina Doña Sofía

¿Qué sintió, Rafael, cuando el Alcalde de Talavera le comunicó la concesión del premio?

-Una emoción muy grande, claro.

¿Recuerda, Rafael, qué le dijo la Reina cuando le entregó el premio?

-No me dijo nada, solamente me felicitó “¡Enhorabuena, enhorabuena!” Y no me dio la mano, me entregó el premio.
 

Banco de cerámica en su domicilio


Están presentes en la entrevista su hija, Mercedes García, y su esposa, Amparo Hidalgo, ceramista como él, que intervienen en la entrevista para matizar algunas respuestas.
¿Hubo en su familia algún antepasado ceramista?

-Nadie.

¿Y alguien que vaya a seguir en el oficio?

-Bueno, mi hijo también pinta…
-…mi hermano
-…pero no se dedica a la Cerámica. Tiene una imprenta y hace diseño gráfico…
-es muy creativo…

¿Cómo llegó Ud. al Alfar Ruiz de Luna?

-Fue por mi padre. Mi padre tenía mucha amistad con Arroyo, Francisco Arroyo, yerno de D. Juan Ruiz de Luna Rojas, y cuando salí del colegio, le dijo un día, -“oye, por qué no me metes al muchacho a pintar en el alfar, que se le da muy bien el dibujo”, -“bueno, pues que vaya mañana por allí”… me presenté y empecé a pintar conejitos, animalitos… y ya me quedé allí.

¿Qué influencia ejerció Ruiz de Luna en su aprendizaje?

-Pues todo. Él era fotógrafo. Fundó la fábrica de cerámica, junto con un socio, Enrique Guijo, y empezaron a fabricar cerámica al estilo antiguo talaverano. Iba por los pueblos comprando cerámica antigua, platitos, cacharritos… y fundó el museo Ruiz de Luna. Tenía cuatro hijos, Juan, Rafael y Antonio, que eran pintores y se hicieron cargo de la fábrica después de la guerra, y Salvador, que era músico.

También estaba su yerno ¿no?

-Sí.

El yerno fue su maestro...

-Sí, D. Francisco Arroyo.

Además de D. Francisco Arroyo, ¿algún otro maestro que le haya influenciado?

-No. Él fue el primero y principal, el que mejor hacía la cerámica, “el estilo renacimiento”, el renacimiento y todo, con cualquier cacharrito que tuviera un conejito o cualquier cosa, eso era él el que lo hacía… los estarcidos también los hacía él… Los estarcidos, los dibujos que van picados con un punzón y luego con una muñequilla de carboncillo se impregna el azulejo, y luego ya pintamos sobre el azulejo.

¿Había más aprendices en el alfar cuando Ud. entró?

-Sí, éramos varios.

¿Y alguno que haya destacado?

-Sí había uno… se llamaba Felipe, Felipe Espínola, pero ha muerto.

Y Antonio Durán…

-Antonio Durán, también… Ese luego fundó una fábrica, una fábrica que luego se fue a pique…

Él ha hecho muchas cosas por ahí… Antonio era muy bueno también.

-Era muy buen pintor, pero las cosas no le fueron bien. Tuvo que cerrar la fábrica...Durán… Espínola, no: Espínola siguió pintando conmigo… Él entró a trabajar en el año treinta y siete, ya llevaba yo cuatro años, y estuvo pintando conmigo hasta que se cerró la fábrica, en 1961… Luego se vino conmigo a Artesanía Talaverana… Aunque estuvo con Durán, antes de Artesanía Talaverana, y cuando Durán cerró, se vino a Artesanía Talaverana. Murió de un infarto, antes de jubilarse…
 

García Bodas pintando la urna donde se depositarán las cenizas de Fernando de Rojas
(La Puebla de Montalbán, c. 1470-Talavera de la Reina, 1541), autor de La Celestina.


¿Cómo era el día a día en el Alfar?

-Pues muy sencillo. Llegábamos allí, nos poníamos a pintar y así transcurría la jornada…

¿De dónde recibían los encargos?

-De muchos sitios… bueno, de muchos sitios y de pocos… hubo unos años en que la cerámica estaba fatal… Cuando yo entré de aprendiz despedían a mucha gente, cuando aflojaba el trabajo… luego, si había trabajo, los volvían a llamar… unos volvían, otros, no; se dedicaban a pintar paredes… y ya no volvían a la fábrica...

Además de Ruiz de Luna y Artesanía, ¿trabajó Ud. para algún otro Alfar?

-Sí, trabajé para uno que se llamaba La Purísima, pero poco tiempo… Luego ya me pasé a Artesanía Talaverana...

Aprendiz, oficial, maestro… ¿Cuáles son los grados que componen la “carrera” de ceramista?

-Bueno, aprendiz, luego ya se pasaba a ayudante, después oficial de segunda y, finalmente, oficial de primera.

En la época en que Ud. empieza ¿había mucha cerámica a la vista en Talavera?

-Siempre ha habido, sí… En fachadas, no… Eran los rótulos de las calles, más que nada…

-En las fachadas se ha empezado hace un par de años. Ahora los bares y otros establecimientos están poniendo murales cerámicos… –interviene la señora-.

Su señora también trabajó en la cerámica…

-Sí, también; era pintora, se le daba bien el dibujo.
 

Amparo Hidalgo, esposa de Rafael García Bodas también decoró cerámica


Y había competencia, celillos y cosas de esas, a ver quién lo hacía mejor…

-Las señoras pintaban de manera distinta a los hombres. Luego verán algunos cacharros que tenemos abajo pintado por ella.

-Había una señora, que era maestra, y pintaba muy bien, y Juanita…
-Y Justa
-Y la Justa, de la época mía, y Amparo.
 


¿Por qué se puso Ud. a trabajar –preguntamos a la Señora-?

-Porque tenía muchos hermanos… Me puse a coser en casa de una modista que conocíamos… Pero me ponía todo el día con botones, a la comida, a la plancha, a fregar el suelo… y lo que menos hacía era coser…
-Fue la Satu la que…
-La Satu…
-Una vecina de la calle le dijo -“¿Por qué no te vienes a pintar? Voy a hablar por ti…” y dijeron que sí… y entré en la fábrica…”

Se le daba bien el dibujo…

-Y me dijo… -“hay aquí un chico que además de guapo”…

Y allí se conocieron…

-Y allí nos conocimos…

Y nació el amor… ¿Cómo se valora la cerámica en Talavera? Porque en Talavera la cerámica es importante. Desde las Instituciones…

-Sí, sí, hay interés por lo que se hace, por promocionarla, por reconocer nuestro trabajo, hay sensibilidad hacia nuestro mundo… Ese premio que me han dado…

Y la iniciativa municipal para que la cerámica de Talavera de la Reina sea declarada “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad…”

-Claro, claro. Hablando con el alcalde sobre esto… Si hace falta vamos a Bruselas.

Y desde el punto de vista social, ¿la gente valora la cerámica, a los ceramistas, como expresión artística que ha dado fama a Talavera?

-Pues no lo valoran mucho, no estamos valorados en exceso. Hay mucha gente que no ha visto nunca pintar un azulejo, gente de Talavera que no se le ha ocurrido visitar un alfar para ver cómo se trabaja…
-Bueno es que aquí la cerámica, como la tienes “en casa”, pues no lo valoras.

Ahora, sí.

-Ahora. Me estoy refiriendo a veinte años atrás, a los últimos veinte años. Es verdad que ahora hay una cierta implicación… Ahora se ha creado un organismo para pedir a Bruselas que la cerámica de Talavera sea declarada “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”. Y hay un movimiento social inmenso respecto a esto… ha tenido lugar la presentación del proyecto, con el alcalde y demás, y una de las ideas que tienen es que se implique la ciudad en el proyecto, y acercar la cerámica a los niños, a los colegios. (ver Nota 1)

En el mundo de la enseñanza… ¿Se enseña cerámica en los colegios?

-No. Bueno, ahora hay una Escuela de Cerámica, mejor dicho, una Escuela de Arte donde hacen de todo; pero la cerámica clásica de Talavera ahí no la saben. Al menos no se enseña (ver Nota 2).

Entre los pintores actuales de cerámica ¿hay alguno que destaque, que le llame la atención…?

-Hay varios; Carlos Garrido, Antonio Cerro, y una chica que se llama Mónica, que es bisnieta de Juan Ruiz de Luna y nieta de una hija de D. Juan, María…que hace cosas modernas...

Ella fue la que organizó lo del mural de Orán: Estaban todos estos ceramistas, Adeva, Cerro…
-No, Cerro, no; estaba Carlos Garrido, San Ginés, Pablo Adeva, Tomás Santis… (ver Nota 3)

¿Cómo prefieren que se diga taller, fábrica o alfar?

-Aquí en Talavera, decimos alfar.

¿Qué características hacen diferente la cerámica talaverana de otras cerámicas?

-Sobre todo “el estilo renacimiento”, la ornamentación y los motivos renacentistas…

¿Y su estilo, Rafael, tiene alguna característica especial, algo que cuando la gente lo vea piense “esto lo ha hecho Rafael”?

-Bueno yo reconozco las obras de todos los que han trabajado conmigo, y ellos reconocerán las mías, cada uno tenemos nuestro estilo.

La lápida que hay en la iglesia de Berrocalejo, a la memoria del sacerdote fusilado en los primeros días de la guerra…

-Sí, esa la pinté yo.
-A este sacerdote lo fusilaron en 1936…
-En agosto.

Lápida conmemorativa. Iglesia de Berrocalejo (Cáceres).

¿Recibieron más encargos de lápidas de este tipo?

-Sí, en muchos pueblos hay lápidas de esas que he pintado yo. Todas o casi todas. Por entonces quedábamos en el alfar el maestro Arroyo y yo. Los adultos estaban en la guerra, en el frente. El único joven que quedaba era yo.

¿Cuál ha sido la época de mayor esplendor de la cerámica aquí en Talavera?

-Cuando yo entré de aprendiz, en aquella época, sí que había… se estaba haciendo algo, pero no había pedidos, había entonces tres fábricas, El Carmen, Ruiz de Luna, la principal, y otra cuyo dueño se llamaba Sánchez Sosa, la pusieron La Purísima, donde estaba el cine Calderón; luego la cogieron los trabajadores, en cooperativa y acabaron cerrándola…

Ahora mismo ¿cuántos alfares quedan?

-Alfares como tal ya no hay. Son pequeñas fábricas familiares, talleres donde no se hace toda la producción cerámica. Puedo citar algunos: Centro Cerámico, Cerámica Nicolás, Cerámica Agustín, Antonio Cerro, Carlos Garrido, Artesanía Talaverana (Mauri y Corrochano), Cerámica El Carmen… que yo recuerde en este momento.
-Yo creo que la época mejor fue en los años sesenta… -apunta Mercedes-.
-En los años sesenta, luego ya también…

Pero en los años setenta hubo una crisis espantosa… Luego después, en los ochenta, antes de jubilarte…

-Sí, por ahí…

Hubo una época de crecimiento. Hay tallercitos pequeños…

-Pero también han cerrado muchos…

¿Cómo se hace un retablo, un mural, cuáles son los pasos que se siguen una vez recibido en la fábrica el pedido, el encargo?

-Partimos de una lámina, una foto, un grabado, con la imagen que quieren que se reproduzca en el mural. En un tablero se van poniendo los azulejos, uno a uno, se van numerando por detrás, se pintan; luego se meten en unas cajas para el horno; el tablero tiene que estar inclinado, para que los azulejos no se caigan… se pintan apoyándose en una caña, porque no se pueden tocar, el esmalte no se puede tocar…
 

Rafael García Bodas en el alfar Ruiz de Luna
 

Porque salta…
-Cuando yo era pequeño, el esmalte era muy blando, no podíamos dibujar con un lápiz, siempre en el estarcido. Ahora sí, el esmalte es un poquito más… y ya se puede dibujar, todo lo que yo hacía aquí en casa lo hacía a lápiz, hacía un dibujo pequeño a escala, con cuadrícula, y sobre eso se iba dibujando…

¿Ud. siempre ha hecho azulejo plano pintado, en volumen no?

-Sí, también… cántaras, floreros, jarras, ceniceros…

Vajillas también se hacían…

-Vajillas también.

Su nombre no aparece en los murales pintados por Ud.

-Lo normal es que los murales se identifiquen con el nombre del alfar y su logotipo. Solamente tengo uno firmado por mí. Y es la reproducción que hice en cerámica de “El entierro del Conde de Orgaz”.

…que está en el museo de Artesanía Talaverana.

-Estaba. Lo han vendido. Me ha dicho una de las hijas de Mauri que se lo vendieron a un señor que quiere hacer un museo de la cerámica en un pueblo de la provincia de Ávila... pero no sé cómo se llama, porque no se acordaba, me lo tienen que decir. Ese y la reproducción de “La Rendición de Breda” de Velázquez son mis obras preferidas.
 

Reproducción del óleo de Velázquez. Actualmente en Artesanía Talaverana (Mauri y Corrochano). Talavera de la Reina.
 

A los jubilados nos suelen preguntar ¿bueno, y ahora qué haces? Ahora que tiene tiempo ¿a qué se dedica?

-Pinto abanicos…
y antes hacía dibujos a plumilla, con vistas de Talavera, para una revista de la tercera edad que se llama ‘Entre mayores’ y para otras publicaciones talaveranas. Con la llegada de la crisis económica y los recortes dejó de publicarse. He hecho unos dibujos, también a plumilla, de oficios antiguos  y juegos de mi época de niño que fueron publicados en unos libritos por la Diputación de Toledo.
 

Arriba, abanicos de Rafael. Abajo, dibujos a plumilla para ilustrar publicaciones


¿Hasta cuándo, Rafael?

-Mientras la vista responda y el pulso aguante...

Nota 1
La Asociación TIERRAS DE CERÁMICA nace como “proyecto de participación ciudadana” para conseguir de la UNESCO el reconocimiento de las cerámicas de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo como PATRIMONIO INMATERIAL DE LA HUMANIDAD.
La presentación al público del Proyecto UNESCO tiene lugar en Abril de 2014, contando desde el principio con el apoyo de los ayuntamientos de Talavera y Puente, así como de la Junta de Castilla-La Mancha. El proyecto cuenta también con el apoyo entusiasta del Colectivo Arrabal, de investigación histórica.
En Mayo de 2015, durante la entrega de premios de la II Bienal Internacional de Cerámica en el Centro Cultural Rafael Morales se firmó el expediente para que las Cerámicas de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo sean declarada Patrimonio de la Humanidad, en su categoría de Inmaterial, por la UNESCO. (Europa Press, 14-05-2015).
 

Nota 2
ESCUELA DE ARTE
En la Escuela de Arte de Talavera de la Reina, bajo el enunciado general de “Artes Plásticas y Diseño”, se ofertan varios ciclos relacionados con la cerámica.
En el Grado Medio se estudia Alfarería y Decoración Cerámica; en el Grado Superior, Cerámica Artística.
Además, en todos los grados -incluyendo el Bachillerato de Artes- se cursan estudios de Historia del Arte y de la Cerámica.
FUENTE: Página Web de la Escuela.
 

Nota 3
MURAL DE ORÁN
Es el mural de cerámica más grande del mundo, con sus 55.544 azulejos que cubren una superficie de 2.124 metros cuadrados. Encargado por la empresa española OHL y diseñado por el argelino Tewfik Boumehdi, que se ha inspirado en motivos florales característicos del arte decorativo del Norte de Africa, ha sido elaborado por nueve talleres de Talavera de la Reina y servirá para decorar el Centro de Convenciones de Orán (Argelia).
Nueve talleres y 23 trabajadores han participado en el proyecto dirigido por la ceramista Mónica García del Pino, bisnieta de Juan Ruiz de Luna.
Uno de los momentos más emotivos ha sido la visita de tres ceramistas jubilados que trabajaron en la antigua fábrica de Ruiz de Luna y que por unas horas revivieron sus años de actividad: Rafael García Bodas, Dámaso Gómez González, y Pablo Adeva Martín.

Texto y fotografías: Gabriel Tovar Serradilla. Talavera de la Reina, Mayo 2015

 
 
www.retabloceramico.net
Email: retabloceramico@gmail.com
PÁGINA PRINCIPAL