Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
LOS RETABLOS CERÁMICOS DE LA PROVINCIA DE CASTELLÓN. (135)
SAN FRANCISCO DE ASÍS. ALCORA.
PASCUAL LUIS SEGURA MORENO
 

Imagen: San Francisco de Asís.
Autor: Desconocido.
Fabrica: Desconocida, procedencia Alcora.
Técnica: azulejo plano esmaltado, dibujo estarcido, pintado a mano.
Fecha: 1890.
Medidas: vertical 1. Placa de cerámica de 40 x30 cm.

Iconografía: En el último tercio del siglo XIX a la Real Fábrica del Conde de Aranda, le habían salido muchos competidores dentro de la propia localidad, así como en las localidades de Ribesalbes u Onda.

Se trataba de pequeñas fábricas, que se fueron creando por trabajadores o descendientes de aquellos que lo fueron en su día de la del Conde de Aranda, éstas entre la gente se denominaron para distinguirlas de la Real Fábrica como “les fàbrioques” o fabriquillas. Poseían algunas de éstas muchos secretos y recetas y hasta moldes, materiales, colores provenientes de la fábrica de Aranda, que antiguos operarios de la misma habían sustraído con la finalidad de establecerse por su cuenta.

Otras que también querían abrirse camino, trataban de imitar fórmulas, colores, dibujos e incluso los formatos de la gran fábrica, unas y otras supondrían el germen de la posterior industria azulejera en la comarca.

Por ello, ante esta placa nos encontramos con una obra salida de una de esas “fabriquillas”.
El retablo nos muestra a San Francisco, en un dibujo fresco y ágil, en el momento de la impresión de las llagas. El inaudito prodigio concedido por Dios en el monte Verna. Era la madrugada del 14 de septiembre de 1224, fiesta de la Exaltación de la Cruz, y San Francisco oraba con un ímpetu nuevo: “Oh Señor mío Jesucristo, dos gracias te pido que me hagas antes de que muera: la primera, sentir en mi alma y en mi cuerpo cuanto es posible el dolor que tú, dulce Jesús, soportaste en la hora de tu acerbísima pasión; la segunda, sentir en mi corazón cuanto es posible, aquel extraordinario amor del cual tú, Hijo de Dios, estabas inflamado hasta soportar gustoso una pasión tan grande por nosotros pecadores”.. Desde la profundidad del cielo deslumbrante, San Francisco vio venir un Serafín con seis alas de llamas: dos que iban unidas a su cabeza, dos cubrían todo su cuerpo, y dos se abrían para volar.

Sobre un paisaje muy somero, se muestra el santo arrodillando y descalzo con los brazos abiertos en señal de oración delante del Serafín, del cual parten unos haces que inciden en sus manos pies y el costado que le imprimen las sagradas llagas. San Francisco viste el hábito de su orden y tiene de rostro anciano, barbado y canoso, dirige su mirada y su rostro en éxtasis hacia el Serafín. Se enmarca la placa cerámica con una orla que presenta es una estrecha franja blanca con perfilado interior. No presenta firma del autor ni marca de fábrica. En la parte inferior sobre el fondo blanco de la base aparece la inscripción: SN. FRANCISCO DE ASIS"

Estado de Conservación y restauración: bueno, no presenta roturas ni lascas. Acumula mucho polvo, debería limpiarse.

Ubicación: Domicilio particular, calle San Francisco nº 30. Alcora. La placa cerámica se encuentra ubicada en el interior de un nicho rectangular con un arco de medio punto, posiblemente este nicho habría tenido en su tiempo algunas moldura que lo embelleciera o resaltara. El nicho se encuentra a la altura del primer piso a la izquierda del balcón.

Fuentes y Noticias Históricas: Cerca del lugar donde se encuentra el retablo, se halla la iglesia dedicada a San Francisco que fue en su día convento de los frailes menores.

Texto y fotografías: Pascual Luis Segura Moreno.  Agosto 2014.

   

Ver la ficha de catalogación de la pieza.

Ver otros artículos de este autor.

Ver otros artículos de esta localidad.
 
 
www.retabloceramico.net
Email: retabloceramico@gmail.com
 
PÁGINA PRINCIPAL