Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
ENTREVISTA A FRANCISCO GONZÁLEZ DE CANALES LÓPEZ-OBRERO ARQUITECTO Y CERAMÓFILO
MARTÍN CARLOS PALOMO GARCÍA
 

Con motivo de la realización del monográfico que estamos publicando en la web retablocerámico para la celebración del Centenario del Parque de María Luisa, hemos tenido ocasión de contar con la colaboración del arquitecto Francisco González de Canales y López-Obrero, un experimentado profesional que además ocupa el cargo de maestro mayor de la iglesia parroquial de Santa Ana, en el sevillano barrio de Triana. Los asistentes a nuestro VI Encuentro de colaboradores y simpatizantes recordarán como dirigió la visita al emblemático templo y por cuya generosidad tuvimos ocasión de visitar sus cubiertas.

Nos recibe en su estudio de arquitectura, donde la cerámica está presente por todos lados no solo en libros sobre el tema, sino con multitud de piezas y diseños en barro vidriado fruto de su dilatada experiencia como arquitecto especialista en urbanismo. Paco es cordobés de nacimiento, pues vino al mundo en la localidad de Bujalance en el año 1943, en 1971 termina sus estudios de arquitectura en Sevilla, donde vive y trabaja desde entonces.

 Francisco González de Canales es un arquitecto de fina sensibilidad artística y un enamorado de la cerámica.
Nos recibe en su estudio de la capital sevillana para conversar de nuestra común pasión por la cerámica


¿Desde cuándo tu pasión por la cerámica?

Desde mi adolescencia. En la fachada de nuestra casa de Bujalance, una casa palacio fechada en 1741 sita en la calle Benito Rojas número 4, había un retablo del siglo XVIII, un Nazareno, que siempre llamó mi atención. Tuve siempre curiosidad por aprender cómo estaba realizado, sus colores y la técnica. Ello me llevó a sentir curiosidad por la cerámica y ya sabes lo que pasa, que la cerámica te enamora y ya no puedes apartarte de ella. Ya ejerciendo como arquitecto, estábamos trabajando en la recuperación de la solería del Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, en la que intervino como ceramista Alfonso Orce Villar, que me restauró el retablo de mi casa e hizo una copia, que es la que actualmente está en la fachada.

¿Cómo conoces a Alfonso Orce?

Primero conocí a su padre, Alfonso Orce González, hijo del genial ceramista Enrique Orce Mármol. Conté con su trabajo para la reposición de piezas cerámicas en una obra que llevamos a cabo en el edificio municipal de la calle Pajaritos, un zócalo de reflejo cobre en el que no se notaban las piezas nuevas colocadas. Ya en esa época conocí a su hijo, con el que luego he mantenido una estrecha relación para muchos de mis proyectos.

Un detalle de la decoración cerámica de su proyecto para Inazares, en Murcia


Siempre la cerámica en tus proyectos…

Pues sí, tanto en edificios como en espacios públicos. En edificios, la obra más importante con cerámica la realicé en Inazares (Murcia), un edificio particular de 7700 metros cuadrados en el que seguí las antiguas pautas del ceramista de finales del XIX Manuel Soto y Tello. Se copiaron algunas fórmulas con piezas de molde imitando sus antiguos alicatados. Ese trabajo lo hizo el ceramista granadino Miguel Ruiz Jiménez, en mi opinión uno de los más importantes de Andalucía en los últimos tiempos.

También he participado en las restauraciones efectuadas desde la década de 1980 tanto en la Plaza de España como en las glorietas y fuentes del Parque de María Luisa.

Detalle del escudo sustituido en 2007 en la fuente de los Jardines de las Delicias, reproducido por José Contreras

En este 2014 que celebramos el centenario del Parque de María, cuéntanos tu participación en la Restauración de las Glorietas del Parque.

La intervención más importante llevada a cabo en las glorietas finalizó en 2002, siendo concejal de Medio Ambiente y Parques y Jardines Isabel Guerra-Librero. El proyecto lo redactamos en el año 2000, se restauraron gran parte de las glorietas del Parque, interviniendo diversos ceramistas y escultores cerámicos, cuestión que dio lugar a la publicación del libro “El PARQUE DE MARÍA LUISA. RESTAURACIÓN Y REHABILITACIÓN DE GLORIETAS”, que fue coordinado por mí y editado por TRAGSA (la empresa que ejecutó las obras) y el Ayuntamiento. Cuenta con infinidad de fotografías y documentación de todo lo realizado por nuestro equipo. Te detallo a que arquitecto correspondió cada proyecto.

Paco nos muestra el magnífico libro editado sobre la restauración de las glorietas del Parque, finalizada en 2002


Yo dirigí la restauración de la de los Hermanos Álvarez Quintero, José María Izquierdo, Mas y Prats, Luis Montoto, Los Toreros y todas las de la Plaza de América. Javier Muñoz Pecero, la de la Infanta María Luisa, Ofelia Nieto, Las Pilitas y el Estanque de Los Lotos y Juan Miguel Salado González, la glorieta Azul, la de la Concha, la de Goya y la de doña Sol.

Una de las piezas modeladas por el escultor Emilio García Ortiz para la restauración de la glorieta de Luis Montoto


Queremos saber tu participación en la última restauración integral de la Plaza de España

Es la que se inauguró en octubre de 2010. En primer lugar, hay que advertir, que el monumento pertenece a dos propietarios institucionales: de una parte el Patrimonio Nacional y de otra el Ayuntamiento de Sevilla. Son del primero, los edificios en general, incluyendo los bancos, bibliotecas y paneles de las provincias. Del segundo, el paseo, los puentes, la ría, la plaza oval con la fuente y todas las balaustradas. Por tanto, la intervención de ambas administraciones es a veces confuso y genera alguna dificultad para coordinarlas.

La Plaza de España es, sin duda alguna, uno de los monumentos más significativos de la cerámica española, en particular de la sevillana, pero por su fragilidad y delicadeza no soporta convenientemente las continuas agresiones, el maltrato y la dejadez a la que ha sido sometida desde siempre. Es sintomático que exista un informe del 15 de agosto de 1930 sobre desperfectos en el Salón ocupado por el Instituto Nacional de Previsión.

Un bonito recuerdo de su participación en la última restauración de envergadura de la Plaza de España

Incluso hay elementos originales que se sustituyeron hace décadas…

Efectivamente, una de las más llamativas fue la sustitución total de la balaustrada que da a la ría desde el paseo por la avenida Isabel la Católica por otra de mármol rojo en 1946. Otra fue la eliminación de las farolas de cerámica originales, que ahora se han repuesto aunque de nueva factura. En definitiva, casi desde su inauguración, han sido numerosas las sustituciones, reparaciones y “restauraciones” que se han venido produciendo, sin el oportuno y conveniente control e imposibles de datar exactamente muchas de ellas. No obstante, por su conocida transcendencia, apuntaremos aquellas realizadas en la década de los cincuenta y sesenta del siglo XX por la fábrica de Nuestra Señora de la Piedad -Cerámica Navia- ya bajo la dirección de Amador Pérez Barranquero; las que se llevaron a cabo en los setenta por la empresa García Rey, encargadas también a Navia según presupuesto que hemos conocido y, por último, las ejecutadas bajo la dirección del arquitecto Luis Díaz del Río entre 1991 y 1992.

En su estudio de arquitectura se redibujaron las primitivas farolas de cerámica para reproducirlas en cerámica


Háblanos del papel que tuvo la Escuela Taller Plaza de España

Sin querer aportar aquí, no soy el más indicado, el conjunto de los trabajos realizados tanto por la Escuela Taller, como por el Taller de Empleo, si conviene adjuntar un pequeño resumen de sus actividades. Sea como fuere, el primer documento de interés que se produce para una correcta intervención en el monumento fue el Proyecto Sobre el Estado de Conservación y Propuesta de Intervención del Conjunto Cerámico de Plaza de España (PSECPICCPE), realizado por la Escuela Taller Plaza de España para el Ayuntamiento de Sevilla -Delegación de Economía y Empleo-, cuyo avance se publicó en junio de 1999. Dicho documento, aparte de sus numerosos y exhaustivos levantamientos y criterios de intervención, contiene un interesantísimo análisis histórico y una cronología de la obra original que redactaron Antonio Librero Pajuelo y Alfonso Pleguezuelo Hernández del que recomiendo su lectura o consulta.

La Escuela Taller Plaza de España I (1998 – 2000) basa su intervención, según se expresa en sus publicaciones, “…en la recuperación y fabricación de las piezas cerámicas que por su alto grado de deterioro son irrecuperables para dicho conjunto, así como todas aquellas que fueron sustituidas en intervenciones anteriores y no remiten a modelos originales, como es el caso de las balaustradas, rodapiés, pasamanos…” , realizando en esta primera fase el PSECPICCPE, al que más arriba nos referíamos, y unas 12.000 piezas, entre planas y de volumen.



Detalle del dibujo de los basamentos de las nuevas farolas repuestas para el año 2010


La Escuela taller tuvo varias fases a lo largo de la década…

Pues sí, posteriormente a la primera, se pusieron en marcha la Escuela Taller Plaza de España II (2000–2002), la Escuela Taller Plaza de España III (2002–2004) y la Escuela Taller Plaza de España IV (2004–2006), reproduciendo las piezas cerámicas de libreros y asientos, paños de los suelos (mapas provinciales) y olambrillas de los espacios interprovinciales de los diferentes sectores, llevando a el almacén para su posterior tratamiento y exposición, en su día, las piezas levantadas. Las obras fueron dirigidas por el arquitecto de patrimonio Don José Garduño. De otra parte, la Escuela Taller Plaza de España realizó y aportó los frentes laterales, balaustradas, remates y olambrillas de los puentes de Aragón, Castilla, León y Navarra respondiendo a los Proyectos de Restauración de los Puentes de Aragón, Castilla, León y Navarra de 2003- 2004, redactados por los arquitectos del Servicio de Edificios Municipales del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Balón Alcalá e Idelfonso Rodríguez Macías, colocándose las piezas bajo su dirección por la constructora TRAGSA y actuando como Jefe de Obra Agustín Vázquez Berciano y yo intervine en calidad de arquitecto en las labores de asistencia técnica.
 

Dibujo del arquitecto del escudo de Sevilla, a base de azulejos, embutido en el pavimento de la Plaza de España


El equipo inicial fue pluridisciplinar desde el primer momento…

En efecto, además de los alumnos contamos con un equipo de responsables muy cualificado. No me gustaría dejarme ningún nombre atrás, pero citaré a los responsables más directos. Como director Moisés Moreno López, monitores de pintura cerámica Manuel Torres Morales, Antonia Jaén Sánchez y Lucía Pagés Vallejo. Monitores de alfarería fueron Román Ginés Alfonso y Manuel Molero Durante, monitores de escultura y moldes Pedro Hurtado Molina y Guillermo Gil Álvarez, la técnico Socio-Laboral fue Isabel Arellano Iglesias y la administración corrió a cargo de Dolores Baena Caro

Casi simultáneamente con la creación de la Escuela Taller Plaza de España, aparece el Taller de Empleo Plaza de España I (2000) que “…interviene en el marco de la restauración tanto de las piezas cerámicas que por su estado de conservación no necesitan ser extraídas y se les aplica una restauración in situ, como en aquella que por el deterioro que presentan aconsejan su extracción para ser restauradas en el taller y ser devueltas posteriormente al conjunto”.

Dibujo para la reconstrucción de uno de los numerosos remates de la Plaza de España


Continuaron los trabajos el Taller de Empleo Plaza de España II (2001), el Taller de Empleo Plaza de España III (2003), el Taller de Empleo Plaza de España IV (2004) y el Taller de Empleo Plaza de España V (2005). Naturalmente, su exhaustiva y significativa labor viene reflejada en la publicación “Escuela Taller y Taller de Empleo Plaza de España“, editado por el Área de Empleo del Ayuntamiento de Sevilla en 2006, aunque para mejor conocimiento conviene consultar con los que fueron sus directores o su equipo técnico: Moisés Moreno López (Taller de Empleo I y II), Carmen Riego Ruiz (Taller de Empleo III y IV) y Rosario Rodríguez Barranquero (Taller de Empleo V), monitor de restauración, Cristina García Lorenzo, monitor de restauración cerámica Román Ginés Alfonso y las tareas de administración de Rocío González Núñez.

Paco nos muestra orgulloso la ejecución impecable de piezas por los ceramistas con los que trabaja


Y llegó el Plan Estratégico del Conjunto Monumental del Parque de María Luisa…

En agosto de 2008, el Alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirin, dictó las órdenes oportunas para la coordinación de los trabajos necesarios para recuperar la Plaza de España dentro del mencionado Plan y, en sesión celebrada el 28 de octubre del mismo año, se aprobaron la programación detallada de los proyectos a redactar y los plazos de tramitación y ejecución de las obras.

La Gerencia de Urbanismo nombró un equipo de supervisión y organización para las distintas Delegaciones y Empresas Municipales (Consorcio de Turismo de Sevilla, Emasesa, Gerencia de Urbanismo, Servicio de Edificios Municipales y Servicio de Parques y Jardines) coordinado por el arquitecto de la gerencia de urbanismo José María Morales Hevia.

En cuanto a las actuaciones sobre cerámica que nos conciernen, se basaron fundamentalmente en el proyecto de restauración de la balaustrada frontal de la ría y acondicionamiento de la misma. Los dos proyectos fueron adjudicados a la empresa TRAGSA, ocupándome yo de la asistencia técnica como arquitecto, iniciándose las obras del primero en febrero de 2009, siendo finalizadas en enero del 2010, y las del segundo fueron iniciadas en diciembre de 2009 y finalizadas en septiembre del 2010. Las balaustres fueron realizados por Javier Costa y los pasamanos por la empresa Cefoarte. Las farolas vidriadas por el escultor Claudio Sabariego hijo, según los diseños de obra realizados por mí y por mi compañero Alfonso Rodríguez Macías, que también diseñamos las olambrillas, tiras y piezas de gran formato, todas en técnica de arista, colocadas en el espacio central de la fuente, así como las piezas perdidas en las fachadas Norte y Sur, estas en técnica de cuerda seca, que fueron realizadas, como las de arista, por el ceramista granadino Miguel Ruiz Jiménez. También, se realizaron nuevos diseños, acordes con los originales muy deteriorados, para los bancos del espacio central y sus remates vidriados, estos en técnica plana y pintados al agua.

 Presupuesto de una de las intervenciones anteriores en la restauración de la Plaza de España, en 1973


Por último, aunque no fue obra cerámica, ante la incompatibilidad de la balaustrada de mármol rojo, existente en el paseo anejo a los bancos provinciales, con las farolas cerámicas, se propuso un nuevo diseño de las mismas en hierro fundido.

Terminamos esta interesante entrevista con Paco González de Canales agradeciéndole la cantidad de datos que nos ha aportado, para constancia de los estudiosos que algún día tendrán que documentar la historia de este conjunto, así como su acogida para todo el que acerca a él para hablar de cerámica, una de las pasiones de su vida… y de la nuestra.

Texto y fotografías: Martín Carlos Palomo García. Mayo de 2014.

 
 
www.retabloceramico.net
Email: retabloceramico@gmail.com
 
PÁGINA PRINCIPAL