Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
LOS RETABLOS CERÁMICOS DE LA PROVINCIA DE CASTELLÓN. (130)
SAN CRISTÓBAL. ALCORA.
PASCUAL LUIS SEGURA MORENO
 

Imagen: San Cristóbal.
Autor: José Cotanda Aguilella.
Fabrica: Copla. Alcora. Decorado en el obrador del propio ceramista. Alcora.
Técnica: azulejo plano esmaltado, dibujo estarcido pintado a mano.
Fecha: Segunda mitad del siglo XX.
Medidas: Vertical 100 x 80 cm. Veinte azulejos de 20x20 cm.

Iconografía: La leyenda esmaltó con bellas narraciones la vida del gigantesco soldado de Cristo. Resulta complicado y harto difícil discernir la fantasía de la verdad. La gran popularidad de San Cristóbal, perpetuada en copiosa iconografía, desparramada por todo el mundo, contribuyó poderosamente a la exaltación de tales gestas, basadas en hechos reales, pero salpicadas con fuertes dosis de imaginación.

 No puede negarse la existencia del mártir. "Fue —afirma el padre Cascón— más que suficientemente probada por el jesuita Nicolás Serario en su tratado sobre las letanías (Litaneutici) (Colonia 1609), y por Molanus en su Historia de las pinturas e imágenes sagradas (De picturis et imaginibus sacris) (Lovaina 1570)."

La patentizan los martirologios y misales antiguos, y el breviario mozárabe, en los que se alude a la existencia de Cristóbal, "mártir de Cristo bajo el reinado de Decio, emperador", y "en Licia, San Cristóbal, mártir, el cual en el imperio de Decio, deshecho con varillas de hierro y librado, por virtud de Cristo, de la voracidad de las llamas, finalmente acribillado a saetas y cortada la cabeza, consumó el martirio".

 El Martirologio da el 25 de julio como fecha de la muerte de Cristóbal, en cuyo día la Iglesia proclama el triunfo del Santo. Por coincidir la efemérides con la festividad de Santiago, Patrón de España, se traslada la conmemoración del martirio de San Cristóbal al 10 del mismo mes, en memoria de un singular prodigio acaecido en Valencia.

Aunque la Iglesia Católica aun aprueba su culto estando incluido en el Martirologio Romano, el Papa Pablo VI quitó dicha festividad en el Calendario Católico de los Santos con el motu propio “Mysteri Paschalis” de 1969. En ese momento la Iglesia Católica declaró que esta conmemoración no era de tradición cristiana en vista a que era relativamente tardía (alrededor de 1550) y que era una conmemoración limitada cuando fue aceptada en el Calendario romano; su fiesta aun se celebra a nivel local.

La iconografía nos presenta siempre al Santo como un gigantón, robusto, que carga sobre su hombro al Niño Jesús y que se apoya a modo de bastón con un árbol o palmera.

El ceramista Cotanda no se aleja de esa iconografía y nos presenta en el retablo a San Cristóbal, como un gigantón, musculoso, de rostro adulto, pelo rizado y barbado algo canoso que con la túnica arremangada muestra las piernas desnudas, mientras atraviesa un río de fuerte corriente. Para afianzar su equilibrio al cruzar el río apoya sus manos sobre un largo bastón.

Sobre su hombro izquierdo, sentado lleva al Niño Jesús, de rostro infantil el cual con su gesto de su mano derecha elevada hacia el cielo parece indicarle que Dios es su salvación, mientras con la izquierda sostiene un orbe. San Cristóbal tiene el rostro ladeado hacia su izquierda, al mismo tiempo que le eleva al igual que su mirada hacia arriba como escuchando las palabras que le dirige al él, el Niño Jesús.

El retablo está firmado por su autor en el ángulo inferior izquierdo con las iniciales entrelazadas J C A. Alcora, dentro de un circulo. El retablo no lleva bocel ni marco figurado. Se desconoce el motivo por el cual Cotanda realizó este retablo, y si iba destinado a algún lugar en concreto, alguna calle o la fachada de la propia ermita de San Cristóbal. Estado de Conservación y restauración: Excelente.

Ubicación: El retablo se halla depositado en el Museo de Cerámica de Alcora. Número de inventario MCA. 948.

Fuentes y Noticias Históricas: San Cristóbal, es patrono de Alcora y al Santo la población le dedica una jornada festiva el lunes de Pascua. Esta fiesta popularmente se denomina como la fiesta del “Rotllo” o “dels Infants”. De buena mañana toda la población sube en romería hasta la ermita del Santo que está situada en la cumbre de la montaña de su mismo nombre, allí se celebra la Santa Misa y se cantan los antiguos gozos al santo. Finalizada la celebración eucarística los romeros bajan otra vez hasta la localidad, donde se reparte a cada uno de los niños presentes un rollo de pan que el día anterior fue amasado y cocido en todos y cada uno de los hornos y panaderías de la localidad. El origen de la fiesta se remonta al año 1756.

Bibliografía: Catálogo del Museo de Cerámica de Alcora

Texto y fotografías: Pascual Luis Segura Moreno.  Mayo 2014.

   

Ver otros artículos de este autor.

Ver otros artículos de esta localidad.
 
 
www.retabloceramico.net
Email: retabloceramico@gmail.com
 
PÁGINA PRINCIPAL