Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
  ENTREVISTAS

NUESTROS COLABORADORES: JESÚS MARÍN GARCÍA

 

Hoy tenemos ocasión de conversar con otro de nuestros más activos colaboradores, Jesús Marín García, un enamorado de la cerámica y del arte en general. Jesús tiene en la actualidad 62 años, nació en 1950 en la localidad sevillana de Olivares, y ha ejercido como Maestro de Enseñanza Primaria hasta el pasado año en que se jubiló. Reside en Dos Hermanas desde 1977. Ahora, que dispone de mayor tiempo libre, puede dedicarse tranquilamente a sus aficiones artísticas, en especial la cerámica, en el taller que ha montado en su domicilio.
 

Nuestro entrevistado, Jesús Marín García, examinando la terminación del decorado de una pieza de alfarería


¿Estamos ante un artista vocacional?

La verdad es que desde bien joven he estado interesado por la pintura y, en general, por cualquier manifestación artística, lo que ha marcado mi vida claramente. Mi formación artística es autodidáctica. Siempre he mostrado preferencia por el arte que supone manipulación directa de la materia prima (modelado, cerámica, alfarería, escultura, etc.) y por la fotografía. Entre mis recuerdos más remotos, hacia 1970, vienen a mi memoria los intentos por copiar al óleo el cuadro del Refectorio de los Cartujos de Zurbarán, que quedó abandonado o algún cuadro con escenas de la vida rural correspondiente a mi etapa de maestro en la localidad de El Viar. Posteriormente, a lo larga de mi vida, he ido formándome artísticamente mediante cursos, seminarios, lectura, etc. No es hasta el año 2011 cuando adquiero la primera de las titulaciones en Cerámica Artística en la Escuela de Arte de Sevilla.


¿Cómo conoces nuestra página?

Hace cinco años me topé con retablocerámico.net por pura casualidad. Fue a través de Internet buscando datos sobre alguna imagen religiosa que tenía fotografiada. Yo ya tenía un amplio trabajo de recopilación de cerámica del XVIII que iba localizando por cortijos, haciendas de olivar y núcleos rurales de toda Andalucía, principalmente de Huelva, Sevilla y Cádiz. No sé si conservo los primeros correos que os remití poniendo a vuestra disposición cientos de imágenes de retablos, mal ordenadas, pero muy apreciadas por mí. Hasta entonces, la web del Dr. Domingo Ramos Corpas, de Utrera, sobre los Azulejos de Sevilla, era mi libro de cabecera y la valoraba como una buena recopilación de nuestra historia cerámica, con detalles de artistas y obras que yo desconocía hasta entonces. Después de conoceros, pasasteis a ser el complemento más completo a mi afición.

Recuerdo cuando, cierto día, me acerqué a Granada y le hice entrega de un par de CDs a Antonio Entrena que venía en su moto con Paloma. Fueron, apenas, dos minutos de contacto. Desde entonces, el encuentro ha sido constante y permanente. Tengo que agradeceros el que me hayáis abierto las puertas para ser un miembro más de esta iniciativa sin parangón en España y me atrevo decir que en el Mundo.
 

Matriculado en la Escuela de Arte del Pabellón de Chile, Jesús disfruta del contacto con el barro
 

Después de conocer hace unos meses, en persona, a Domingo Corpas, considero que es obligado que todo el material que ha elaborado pueda ser mantenido y actualizado, con la colaboración de retabloceramico.net. Creo conveniente un encuentro con él y la suscripción de un convenio de colaboración que permita la recuperación para la Cerámica de un trabajo de síntesis tan bueno, unido al excelente trabajo que lleva a cabo la web de Retablo Cerámico

Tengo que decir, con sinceridad, que al principio de conocer vuestra web, (influenciado, quizás, por la web de Ramos Corpas) apreciaba una carga excesiva de imagen devocional, pero, posteriormente, he comprendido que ese es el objetivo fundamental del trabajo. Se trata de un trabajo completísimo que recoge no sólo imágenes, sino que aporta otros elementos complementarios de textos, biografía, historia, etc.… fundamentales para entender la cerámica que se hacía y se hace no solo en Andalucía, sino en el resto de España. En mis relaciones con industriales, profesores, ceramistas y alumnado o personas relacionadas con el mundo artístico es frecuente la referencia a Retabloceramico.


¿Desde cuándo te apasiona la cerámica?

Llevo ligado a este mundo desde hace más de 40 años, de una manera u otra. Mi estreno fue en una Escuela de Verano para Maestros en el Colegio Aljarafe, donde un ceramista antequerano me inculcó la curiosidad y el venenillo. Creo que fue en la década de los 70. Aún conservo una terracota de la cabeza de un angelote barroco que sacamos de un molde.
 

 Entrada a la Hacienda de Algaravejos, una de las muchas visitadas por nuestro colaborador


Posteriormente, todo ha sido un aprendizaje continuo, con parones, pero queriendo conocer los secretos de la cerámica. Mi primer maestro, Luis Plaza, me enseñó el mundo cerámico en toda su extensión. Lleve estos conocimientos a la Escuela en la que ejercía de maestro en la década de los 80 en Dos Hermanas e inicié a muchos alumnos pequeños en el manejo de la arcilla y el vidriado. Luego, tuve la gran suerte de coordinar e impartir cursos de iniciación y profundización para profesores de Primaria y Secundaria en el ámbito de la zona del Centro del Profesorado de Alcalá de Guadaira.
 

¿Los cortijos y haciendas son tu especialidad?

Mas bien la cerámica del XVII y del XVIII. Ya he comentado que muchas de las imágenes que conservo y aporto provienen de las zonas rurales a las que iba y sigo yendo en busca de relojes de sol, mi otra pasión. En todo cortijo o Hacienda que se precie (casi todas del XVII-XVIII) suele existir un reloj de sol, una Capilla y una hermosa portada. En cualquier lugar principal, un retablo con la advocación preferida por los propietarios de la finca. Lógicamente, además de traerme la foto del reloj, solía fotografiar cualquier elemento cerámico que existía en ellos.
 

Fotografiando el interior de la Hacienda Puyón, donde acudimos una mañana con
 el nieto del ceramista Manuel Cañas Martínez, antiguo propietario de la misma

 

El espacio geográfico comprendido entre Dos Hermanas, Utrera, Alcalá y Carmona reúne una riqueza arquitectónica rural que ha quedado "intacta y adormecida" desde hace tres o cuatro siglos. Aún hoy, cuando muchas de las Haciendas han perdido el uso agrícola con el que fueron creadas, sigue respetándose la arquitectura original, aunque se dediquen a otros usos alternativos (turismo rural, celebraciones sociales, Congresos, etc.). Muchas de ellas han vuelto a ser habitadas por sus dueños.

No es que no disfrute con la cerámica de las ciudades. También disfruto buscando en viejos conventos, iglesias y ermitas muestras de este bello arte que gozó de enorme consideración tiempos atrás. En ellas, el tiempo se ha congelado. Otra cosa es la calle, de dónde han desaparecido multitud de retablos, bien por culpa de la rehabilitación de los inmuebles, bien a consecuencia del robo o del vandalismo. Es una tarea inacabada a la que tendríamos que dedicar un poco de más tiempo. Podemos encontrarnos con verdaderas sorpresas. Suelo llevar siempre conmigo un listín con referencias de retablos que existían en nuestras calles, para ver qué ha pasado con ellos.


Háblanos de tu actividad como ceramista.

Muy modesta y nada profesional. Pronto monté un taller propio para hacer cerámica, sin necesidad de vivir de ella, gracias a que tenía un trabajo docente estable. La gran mayoría de mis obras primeras eran regalos y compromisos con amigos: platos, placas, trofeos... Recuerdo con agrado el primer trabajo, de poca calidad, que se iba a destinar a la fachada de una Iglesia de un pequeño pueblo de la Sierra de Cádiz. Alguna que otra reproducción de carteles de Feria, de algún retablo cerámico familiar, retablos de poetas andaluces en mi CEIP Federico García Lorca o pequeños trabajos decorativos con elementos muy apreciados por mi (las palomas y los caballos), etc..
 



 Además de la alfarería, Jesús Marín está pintando azulejos, habiendo perfeccionado la técnica a la
grasa junto al ceramista Ángel Lora en la Escuela de Artesanos de Gelves (Sevilla)


Luego vino mi etapa académica y de investigación. Me considero más como ceramófilo que como ceramista. Entre los últimos trabajos se encuentran las reproducciones de la imagen de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia de El Carpio y un detalle del rostro de San Juan Evangelista de Villa del Río, obras del imaginero Sebastián Montes Carpio. Estos trabajos están realizados con la técnica de la pintura a la grasa. Recientemente he podido profundizar en la técnicas baja la dirección del ceramista Sevilla Ángel Lora. Hoy estoy titulado de Grado en Cerámica Artística en la Escuela de Arte de Sevilla y terminando mis estudios de Alfarería.

Por otro lado, Portugal ha sido para mí un lugar de recreo durante una década y el sitio donde he podido observar la gran cantidad de cerámica y la consideración que tiene este bello arte en el país vecino. Mis paseos por Lisboa, Algarve, Oporto y el espectacular Alentejo son motivos de disfrute y de aprendizaje. En esta última etapa estoy llevando a cabo un trabajo sobre la cerámica de Évora y Beja.


¿Cuál es tu contribución a poner en valor la Cerámica?

Tengo disposición a colaborar con quienes compartan los objetivos de poner en valor la cerámica tradicional sevillana, cada vez más en desuso y olvidada. Pero por otra parte, quisiera dedicar parte de mi tiempo a poner en valor la cerámica moderna, otra manera de entender el arte y que no termina de abrirse un hueco en Andalucía, a pesar de contar con jóvenes y consolidados valores. Pesa mucho en el gusto sevillano la cerámica elaborada en Triana, la cerámica devocional y la, desgraciadamente, utilitaria y barata de los mercadillos.

En este sentido, estoy participando en la creación de la Asociación Andaluza de Ceramistas y Artistas Plásticos, ART3.

Dentro de pocos años se cumplirá el aniversario de la muerte de un gran ceramófilo sevillano, D. José Gestoso Pérez, (+26 de septiembre de 1917), al que tanto le debemos por la defensa, la promoción y la investigación de la cerámica sevillana. Creo que, junto a la creación del Museo de la Cerámica en Triana, son dos motivos para aunar esfuerzos más que justificados. La idea de celebrar en 2017 un Congreso para recordar la figura de Gestoso es una empresa en la que me gustaría embarcarme. Sería interesante empezar a trabajar creando una Comisión ex profeso, compuesta por ceramófilos, instituciones, familiares y ceramistas.


¿En qué facetas relacionadas con la cerámica estas trabajando actualmente?

Todo el panorama anteriormente descrito me está permitiendo ampliar el radio de contactos, tanto entre ceramistas, profesores y ceramófilos, no solo de Sevilla, sino también de otras provincias cercanas.

He comentado repetidamente que la cerámica que se hacía en Sevilla durante el XVIII y, bien entrado el XIX, calificada de mala calidad, tanto en el diseño como en su realización, no deja de ser interesante y, en consecuencia, un estímulo para ser estudiada. Los estudios que nos dejan ceramófilos de la talla de Gestoso o Pleguezuelo nos están sirviendo de acicate para buscar, analizar y revalorizar la cerámica dieciochesca.
 

Gran amante de la cerámica popular del siglo XVIII, nos ha brindado esta reproducción


Actualmente, uno de los interrogantes al que quisiera encontrar respuesta es la gran diferencia existente entre los trabajos cerámicos que se llevaron a cabo en la misma centuria en Triana, Talavera o Manises. Mis recientes visitas Talavera y su entorno, a Museos específicos como González Martí (Valencia), Instituto Valencia de Don Juan y Artes Decorativas (Madrid) o el Museo de la Cerámica de Manises, me están aportando una buena información y documentación grafica para encontrar alguna explicación razonable.


Es justo agradecer tu esfuerzo en pro de la Cerámica…

Sencillamente, creo que no aporto gran cosa a este mundo. Recibo mucho más de lo que doy. Quizás, las mayores satisfacciones las encuentro cuando localizo algún retablo perdido en alguna vieja hacienda y exponiéndolo al público para disfrute y conocimiento de todos.

Los retablos del Algaravejos, San Miguel de Montelirio, Palma Gallarda, La Buzona, Osuna, Cristo de los Afligidos de Guadalcanal, San Gabriel de San Juan de la Breña o la Virgen del Monte de Cazalla son ejemplo de pequeñas joyas que he tenido la satisfacción de tocar y fotografiar para subirlas a nuestra web. Aunque no sea una aportación como tal, podemos considerar la localización de cientos de estarcidos de Antonio Morilla Galea que dejó abandonados en su último domicilio en Triana y que, afortunadamente, han ido a parar a manos de un profesor de cerámica de la escuela de Arte de Sevilla que pretende depositarlos en el Museo de la Cerámica de Triana. Tuvimos ocasión de verlos y tocarlos en el pasado Encuentro de Osuna celebrado en 2010.
 

Uno de los muchos estarcidos encontrados en el antiguo domicilio del ceramista
Antonio Morilla Galea, en la calle Miño (Sevilla), que hemos podido conocer por la
amistad de Jesús Marín con un profesor de la Escuela de Arte de Sevilla
 

¿Qué más se te ocurre proponer en pro de la Cerámica?

He comentado más de una vez, la importancia del trabajo de recopilación, datación y documentación que realiza la web retabloceramico.net. He podido comentar con sus mantenedores que es importante consolidar este trabajo, promoviendo que sea reconocido y considerado por las autoridades culturales andaluzas. Creo que hay que promover alguna iniciativa pública que culmine en la declaración de este espacio web en un espacio de "interés socio-cultural", incluso sin que tenga que mediar compensación económica alguna.

Por otro lado, creo que nos encontramos en un momento propicio para la creación de una Asociación Andaluza de Ceramófilos, una de cuyas actividades sea la propia web. Lógicamente, es conveniente abrir, en la manera de lo posible, la ventana a otras formas cerámicas, no obligatoriamente devocionales. Principalmente, porque los propios ceramistas diversifican su creación en función de la entidad o persona física que le hace el encargo. Sabemos que ceramistas como, Kiernam, Morilla, Rodríguez de Tudela, Orce, Chaves, etc. pintaron cerámica civil. Sería una buena ocasión para localizarlas, catalogarlas para que la generaciones venideras puedan tener toda la documentación.
 

Entrevista a cargo de Martín Carlos Palomo García. Septiembre 2012
Fotografías: Archivo Jesús Marín García
 
 
Correo de la página:
retabloceramico@gmail.com