Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
LOS RETABLOS CERÁMICOS DE LA PROVINCIA DE CASTELLÓN. (66)
SAN FÉLIX DE CANTALICIO. ARTANA.
PASCUAL LUIS SEGURA MORENO
 



Imagen: San Félix de Cantalicio.
Autor: Joan Ortiz.
Fabrica: Desconocida, procedencia ¿Valencia?
Técnica: azulejo plano esmaltado, dibujo estarcido, pintado a mano y raspado.
Fecha: 1850-60.
Medidas: Vertical, 80x60cm. Doce azulejos de 20x20cm.

Iconografía: La alforja humilde limosnera / recoge pan de puerta en puerta; / pide fray Félix por amor/ y don de amor pidiendo entrega. (Himno de su fiesta Litúrgica).

El retablo nos presenta a San Félix (Cantalicio1513-Roma1587), fraile capuchino. Devoto de la Virgen María. Durante cuarenta años humildemente pidió limosnas para su convento en las calles de Roma, fue una de las figuras más queridas de la Ciudad Eterna de su época. Se sabía una persona sencilla. San Carlos Borromeo, el papa Sixto V, y San Felipe Neri, no dudaban en pedirle consejo. Decía que su único libro tenía 6 letras: cinco rojas y una blanca. Una roja por cada herida del Señor y una blanca por la Inmaculada.

Sus biógrafos lo describían así: “Fue bajo de cuerpo, pero grueso decentemente y robusto. La frente espaciosa y arrugada, las narices abiertas, la cabeza algo grande, los ojos vivos y de color que tiraba a negro; la boca, no afeminada, sino grave y viril; el rostro alegre y lleno de arrugas; la barba no larga, sino inculta y espesa; la voz apacible y sonora; el lenguaje de tal calidad que, aunque rústico, por ser simple y humilde, convertía en hermosura la rusticidad”.

En su proceso de beatificación iniciado por Sixto V, se testificaron dieciocho milagros. Fue finalmente beatificado por Urbano VIII, y canonizado en 1712, por Clemente XI.

El retablo de Artana nos presenta el milagro de “los gusanos de seda” uno de los dieciocho presentados en su proceso de canonización. Cuenta el milagro que San Félix, pidiendo limosna fue a llamar a la puerta de la casa de Magdalena Fanucia. Ella y su marido se dedicaban a la cría de gusanos de seda; la mujer al encontrarse al Santo le comentó muy disgustada que no podía alimentar a sus gusanos pues hacía días que llovía y las hojas de los morales estaban mojadas, igual como las que llevaba en la cesta. El santo le contestó que no se preocupara que Dios la había favorecido. Se marchó el Santo y al rato volvió cargado de hojas de moral totalmente mojadas, subió hasta la estancia donde criaban los gusanos y esparció las hojas para que se alimentaran. La mujer exaltada le exclamó que las hojas mojadas eran veneno para los gusanos, San Félix no le hizo caso, invocó a San Francisco continuó repartiéndolas y se marchó. Cuando a la noche llegó su marido le contó lo sucedido, y ambos quedaron apesadumbrados. A la mañana siguiente subieron hasta el criadero y observaron que los gusanos se habían convertido en capullos y se habían multiplicado de tal modo que no cabían en la estancia.

Sobre un paisaje irregular con vegetación herbácea y un árbol (moral) de copa poblada a la derecha, aparece San Félix en posición estante, descalzo, vestido con el hábito de la orden franciscana, ciñe a la cintura con el cordón franciscano con los tres nudos (pobreza, obediencia y castidad). Tiene la cabeza ligeramente ladeada a la derecha, el rostro anciano, luenga barba y cabellos canosos; alrededor de su cabeza una aureola de santidad. El Santo dirige su mirada hacía la casa de la parte inferior del retablo, levantando el brazo derecho hacia el cielo con su mano parece bendecirla. Sobre antebrazo y mano izquierda lleva sentado al Niño Jesús, con el torso desnudo vestido únicamente con el paño de pureza; tiene el rostro infantil, los cabellos cortos rizados y rubios, las piernas cruzadas, el talón izquierdo sobre la pierna derecha; lleva en su mano izquierda un orbe azulado, mientras la derecha la apoya sobre su misma rodilla. Sobre su cabeza un halo de rayos dorados de su divinidad. A la izquierda en el ángulo superior, dos querubines sobresalen entre nubes de las cuales parten unos rayos resplandecientes en diagonal hacia el Santo y el Niño Jesús simbolizando el favor de Dios Padre.

En la parte inferior una casa con tejado a dos aguas, cuya fachada tiene dos óculos y corona la misma con una pequeña cruz. Hacia la casa se dirige una mujer (Magdalena Fanucia) ataviada con un largo vestido azulado, lleva un cestillo de mimbre lleno de hojas verdes (del moral), colgando del brazo izquierdo; con la mano derecha lleva una llave que ha introducido en la cerradura, haciendo la acción de abrir la puerta.

El retablo no lleva firma del autor, ni marca de fábrica. En la parte inferior a la derecha sobre el fondo blanco de la base a modo de cartela la inscripción:” S. FELIX CANTALICIO”. El retablo se enmarca con un doble filete amarillo y naranja.

El milagro de los gusanos de seda representado en el retablo, nos vendría a decir como solía repetir siempre San Félix que: "Todas las criaturas pueden llevarnos a Dios, con tal de que sepamos mirarlas con ojos  sencillos."

Estado de Conservación y restauración: Bueno, recientemente fue restaurado a expensas del Ayuntamiento de Artana, por el restaurador alcorense: Francesc Chiva i Ocaña.

Ubicación. Domicilio particular, calle San Félix, nº 7. Artana (Castellón). El retablo se halla ubicado sobre la puerta de entrada a la vivienda a la altura del primer piso, a la derecha de la ventana original de la construcción. Se encuentra en el interior de un nicho rectangular poco profundo, tiene un marco moldurado ornamentado con un perlarlo pintado de color azul. La casa está adosada en la antigua muralla de la localidad, justo al lado se puede observar una puerta de entrada de la misma.

Bibliografía:
Catalán Martí, José Ignacio. “Los paneles cerámicos devocionales en la religiosidad popular -les capelletes- de Artana”. Religiosidad popular en España: actas del Simposium. El Escorial 1997
Navarro Buenaventura, Beatriu. Cebrian Molina Josep Lluis. “El pintor Joan Ortiz: autor del plafó ceràmic de sant Gregori del Museu Arqueologic d´Alcoi. Recerques del Museu d´Alcoi,.19 (2010) p.187-200.

Texto y fotografías: Pascual Luis Segura Moreno. Junio 2012.

   

Ver la ficha de catalogación del retablo.

Ver otros artículos de este autor.

Ver otros artículos de esta localidad.
 
 
Correo de la página:
retabloceramico@gmail.com