Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
ENTREVISTA A ANTONIO DEL REY FERNÁNDEZ, CERAMÓFILO SEVILLANO
MARTÍN CARLOS PALOMO GARCÍA
 

Fachada de Cerámica Nazareth, taller y tienda de Antonio del Rey, en calle Feria 15, de Sevilla
 

Visitamos a Antonio del Rey Fernández, ceramófilo sevillano nacido en 1969, propietario del establecimiento que con el nombre de Cerámica Nazaret, en la calle Feria de Sevilla, se dedica a la Cerámica en la acepción más amplia de la palabra. Es uno de los que más saben de cerámica antigua en Sevilla.

Cuéntanos como empezaste en la Cerámica…

De chaval, con 16 años. Por estar emparentado con los propietarios de Cerámica Santa Isabel, en Triana, empecé en esa firma trabajando el barro, haciendo letras de molde para los rótulos de las calles y piezas por el procedimiento del colaje, y en fin todas las tareas propias del barro y los azulejos. Entonces era responsable del negocio Joaquín Ruiz Gutiérrez, hijo del afamado alfarero Sebastián Ruiz Jurado. Además de atender el negocio familiar, como era mecánico naval, inventó una máquina para mover el barro, pues hasta entonces todos los procedimientos habían sido manuales.
 

Antonio es un profundo especialista en azulejos antiguos, desde el siglo XVi al XX


Y de ahí surgió la afición por los azulejos…

Efectivamente, me interesé por la cerámica antigua, por identificar su cronología y procedencia, por coleccionarla. En el año 2000 me establecí por mi cuenta en la calle Feria núm. 15, esquina a la calle Castellar. Muy cerca de aquí se organiza semanalmente el popular mercadillo de antigüedades “El Jueves”, en el que es frecuente encontrar azulejos antiguos y retablos cerámicos procedentes de derribos. En mi establecimiento, además de poder encargar cerámica actual, se pueden encontrar retablos cerámicos y azulejos desde el siglo XVI. Le puse “Cerámica Nazaret” en honor al nombre de mi hija.
 

El rótulo de la fachada procede de la desaparecida Fábrica de Mensaque y Vera, de Triana
 

Nos ha llamado la atención un paño de azulejos de la fachada que pone “Cerámica Artística”…

Ese lo compré precisamente en el Jueves, aunque algo deteriorado. Hubo que restaurarlo y reponer alguna pieza, pero el resultado final ha sido muy bueno. Lo mejor de todo es que he podido averiguar que procede de la fachada de la desaparecida Fábrica de Mensaque y Vera.
 

Interior del local. Podemos observar la antigüedad del muro de la derecha, que se remonta al siglo XVII
 

¿Qué nos puedes decir sobre la antigüedad del local que ocupa tu establecimiento?

Que según hemos podido averiguar, el edificio es uno de los más antiguos de esta zona de la calle aledaña a San Juan de la Palma. Incluso se sabe que en este lugar o muy próximo tendría su taller el afamado escultor e imaginero Hita del Castillo, que tan importantes Imágenes devocionales dejó para la Semana Santa sevillana.

Nos fijamos en dos retablos cerámicos que están apoyados en la pared…

Uno es de la Macarena, que es de Enrique Mármol, con un bello marco y otro del Gran Poder, de primeros del siglo pasado. También he tenido otros retablos que hoy son propiedad de particulares y presiden sus domicilios o están colocados a la vista del público que pasa por la calle.
 

En esta fotografía podemos diferenciar un azulejo de reflejo oro (Arriba) de uno de reflejo cobre (abajo)
 

Vemos un amplio repertorio de azulejos de relieve…

Tengo azulejos de relieve de todas las épocas, especialmente desde el siglo XVI al XIX y el XX. En el siglo XVII y XVIII la producción de estas piezas fue muy escasa. Dentro del XVI, hay diversos estilos decorativos, es apasionante conocer los distintos tipos y coloridos. Unos de los más apreciados son los de reflejo oro, que en aquella época por ejemplo se colocaron en la cúpula de la Torre del Oro, junto al Guadalquivir, de la que se dice que heredó su nombre de sus llamativos reflejos. En el siglo XX quien mejor consiguió el reflejo oro fue la fábrica de Ramos Rejano. Otras fábricas contemporáneas intentaron copiarlo, pero no alcanzaron su perfección. Otro tipo de producción muy apreciada es la de reflejo cobre, muy diferente al oro.
 

En esta fotografía Antonio nos muestra un azulejo de reflejo oro de buena calidad
 

Eran técnicas secretas…

Efectivamente, las fórmulas eran guardadas celosamente por cada ceramista y cada fábrica, tanto que algunas se han perdido para siempre. También la cocción era distinta, el horno árabe de leña, los óxidos metálicos, eran otros tiempos.

¿Se ha destruido mucha cerámica?

Muchísima, hubo una época en que la destrucción de las casas y palacios de Sevilla era una costumbre muy arraigada. Mucha de la cerámica antigua que hoy manejamos procede de derribos, no se cuidaba el patrimonio como hoy día, y la cerámica menos. Un día me visitó un famoso derribista de nuestra ciudad que jamás había reparado en la belleza e importancia de los azulejos que revestían las paredes de los inmuebles que derribaba. Hasta que un día me visitó y tomó conciencia del patrimonio que se había destruido; desde ese día seguro que cambió su forma de actuar. Yo siempre digo que si en Sevilla nos hubieran educado la vista lo mismo que el paladar, otro gallo nos cantaría.
 

Dos  azulejos trianeros de relieve (también llamados de cuenca o arista): a la izquierda una pieza
 del siglo XVI, y a la derecha uno de finales del XIX
 

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Como habrás podido observar, tengo siempre muy a mano los antiguos catálogos de azulejos de las distintas fábricas sevillanas, los cuales he puesto a vuestra disposición para que se conozcan a través de vuestra página, que consulto muy a menudo y me parece muy interesante. En relación a ellos, te voy a contar un detalle: en la década de 1960 cerró la Fábrica de Ramos Rejano, que publicada muy buenos catálogos, como también lo hacía Mensaque Rodríguez y Cía. Pues ésta útlima editó en los años noventa un catálogo utilizando la misma portada que uno de Ramos Rejano, pero cambiando el nombre de la razón social, olvidando que en la cenefa inferior seguía apareciendo el anagrama de Manuel Ramos Rejano. Osea, que lo copió sin reparar en ese pequeño detalle que ahora os comento.



El catálogo de arriba es original de la Fábrica de Ramos Rejano. En la década 1990, la Fábrica
de Mensaque Rodríguez y Cía editó un catálogo copiando la misma portada, olvidando suprimir
 el emblema de D. Manuel Ramos Rejano (abajo).
 



 

Martín Carlos Palomo García. Julio 2011.

 
 
Correo de la página:
retabloceramico@gmail.com