Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

UNA SOLUCIÓN PARA LA FÁBRICA MONTALVÁN

JOSÉ RAMÓN MORILLA ACEIJAS
 
Como colaborador de esta web, entro con asiduidad para ver las actualizaciones diarias. El pasado día 8 de mayo, en la sección Noticias, leo con asombro lo publicado en El Correo de Andalucía por D. Carlos Moya, en la que resumidamente se expone la delicada situación por la que atraviesa la centenaria fábrica de cerámicas radicada en la calle Alfarería de Sevilla, en pleno corazón de la producción de alfarería y de la cerámica más tradicional trianera.

Frontal de la vivienda y fábrica de Montalván

Dada mi condición de nieto de ceramista –Francisco Morilla Serrano- y por mi amistad con Virgilio Canto, uno de los actuales socios y co-propietario accionista de la Fábrica Montalván, me puse en contacto con él para conocer de primera mano la situación real de la fábrica y colaborar en lo posible en impedir que algún día esta empresa sea un recuerdo para los historiadores de otras épocas.

Bañera de esmaltados

Quedamos a tomar un café para charlar largo y tendido de la situación de la cerámica artística de y en Triana y su entorno, luego de la fábrica de Montalván en particular y de las dificultades que está pasando y padeciendo para sacar la situación adelante, ya que son ocho, entre socios y trabajadores, las familias que viven de su trabajo diario en ella.

Estudios y talleres

También me invitó a visitar todas las instalaciones de la prestigiosa fábrica, permitiéndome realizar un amplio reportaje fotográfico, algunas de cuyas fotografías les muestro dando ilustración a este reportaje.

Confección y pintura de piezas

Confección y pintura de piezas

Confección y pintura de piezas

Sala de esmaltados

José Ramón Morilla (J.R.): Por lo que he leído y hemos hablado estáis en un momento crítico.

Virgilio Canto (V.C): Lamentablemente sí, aunque no se haga notar. Nuestra empresa no tiene 200 o 300 trabajadores que se manifiesten, corten el tráfico y exijan subvenciones.

J.R.: ¿Pero estáis haciendo gestiones con las distintas Administraciónes Públicas?

V.C.: Por supuesto, hace unos días mantuvimos una reunión con la Delegada de Innovación de la Junta de Andalucía, para tratar del estado actual de la fábrica y sus instalaciones, ya que por la situación geográfica en el núcleo urbano venimos teniendo continuos problemas con la Delegación de Medio Ambiente y con el Ayuntamiento de Sevilla, pues no nos permiten realizar trabajos con los hornos de tipo árabe que conservamos, pues la materia prima para su funcionamiento es la leña.

Almacén de piezas

Almacén y prensa de corte

Tratamos también de las subvenciones posibles, máxime cuando se está restaurando la Plaza de España de Sevilla desde hace años y no han contado con Montalván, una de las firmas que más trabajos realizó para la misma en la Exposición Iberoamericana de 1929 en SEVILLA, aunque sea simplemente para asesoramiento y aporte de experiencia.

En la actualidad con buena voluntad por parte de los alumnos y profesores de las Escuelas Taller se está procediendo a la restauración, pero esos jóvenes cuando acaben no van a poder ir a ningún taller o fabrica a pedir trabajo, porque después de tantos años a nuestras espaldas dando prestigio a Triana y Sevilla, nos estamos apagando como una vela y a nuestros compañeros de gremio solo les da sus talleres para intentar sobrevivir uno solo.

Horno eléctrico

J.R.: Observo vuestra ilusión y ganas de seguir luchando por la Cerámica Artística.

V. C.: ¡Claro!, Si es lo que hemos hecho desde niños. Nos duele ver como el sector se frena y decae mientras se siguen apoyando a otros colectivos que no han dado tanto renombre a Triana. Los políticos deben tomar nota, de lo contrario se van a perder no sólo puestos de trabajo, sino lo más importante, oficios que luego serán un recuerdo en la memoria de la Historia.

Caminamos por el interior de la Sala Exposición, ubicada en la planta baja del edificio de estilo regionalista que mandó construir D. Manuel García Montalván en 1927, subimos a las plantas superiores admirando la solera de tantos azulejos y retablos cerámicos salidos de los pinceles de los mejores maestros del siglo pasado y que están expuestos a modo de catálogo. Continuamos por las salas de labores, el almacén, los hornos árabes inactivos, los hornos eléctricos de grandes dimensiones, la prensa de corte cerámico, el patio, la azotea…

Sala de muestras

J.R.: ¿Podría ser una solución la apertura del Museo de la Cerámica, que según todos los indicios y en un futuro no muy lejano se abrirá junto a Cerámica Santa Ana, el incorporase a este Museo?

V.C.: Realmente a nosotros lo que nos gustaría es poder mantener nuestros encargos y producción de cerámica, pero podrían haber contado los responsables políticos algo con nosotros, dada nuestra cercanía al futuro Museo. Yo, por mis dificultades con la vista, solo puedo hacer labores de relaciones públicas, seguir investigando la cerámica y sacar nuevas ideas y proyectos. Nuestras instalaciones están abiertas a ellos para todo lo que pueda redundar en el futuro de la empresa y de la cerámica trianera.

J.R.: ¿Y los compañeros, que dicen?

V.C.: Cada uno dedicado a su taller, sobreviviendo como pueden y Dios les da a entender.

Pequeño azulejo instalado en la fábrica

J.R.: ¿Algunos beneficios fiscales?

V.C.: Nada de nada, pero nada de nada. Pagamos religiosamente todos nuestros impuestos, ya que no estamos dispuestos a que nos coma ningún tipo de deuda. Estamos al día en todo.

J.R.: ¿Y sobre el traslado al nuevo Polígono de Artesanos de San Jerónimo?

V.C.: Eso es un insulto de quien plantee esa posibilidad. La tradición de la cerámica es “de Triana” y “en Triana”, no de otro lugar de la ciudad. ¿Qué firma vamos a poner en nuestros azulejos? ¿“Montalván –San Jerónimo- Sevilla”?. Con todos los respetos, nos la cargamos a golpe de pincel con la firma incluida.

Patio alto de azulejos

J.R.: Te agradezco que sigas luchando por esta causa tan grande y tan noble para los ceramófilos. Creo que quien se marcha abandonando esta lucha es el que pierde. Con este panorama… ¿quién se marcha de Triana?

V.C.: TRIANA se lleva en la sangre, pero hay que seguir luchando por ella, por sus artesanos, por su comercio e indudablemente para uno mismo.

J.R.: Gracias, Virgilio, por este rato tan agradable que hemos pasado juntos, aunque hayamos tenido que hablar de algunas cosas tristes.

V.C.: Gracias a ti, José Ramón, por tu interés para que no desaparezca un gremio tan trianero.

Virgilio Canto con el autor del reportaje
 

Fuentes: Entrevista de José Ramón Morilla Aceijas, ceramófilo y nieto del ceramista Francisco Morilla Serrano, a Virgilio Canto Cueva, uno de los responsables co-propietario de la Fábrica Montalván de Triana. Mayo 2009.

Texto y fotografías: José Ramón Morilla Aceijas.

 

HISTORIA DE LA FÁBRICA MONTALVÁN (VER)