Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 
VISIÓN GENERAL Y CRONOLÓGICA DE LAS PIEZAS CERÁMICAS
DE TIPO DEVOCIONAL EN EL CADIZ DEL SIGLO XVIII.
ALFREDO GARCÍA PORTILLO
 

Fue la ciudad de Cádiz en el siglo XVIII un auténtico emporio, hasta el punto de que los negocios de cierta relevancia se producían en ella. En 1775 la ciudad alcanza la cifra de 68.000 habitantes, el aspecto que ofrecía podemos contemplarlo fidedignamente en la maqueta existente en el Museo Histórico gaditano, verdadera joya de la historia local, que nos muestra el puerto al que fluían las fragatas y bajeles, así como muchas piezas de la ciudad hoy tristemente desaparecidas (el Castillo de la Villa, el Convento de Capuchinos, la primera plaza de toros, etc…). Dado el auge comercial y económico que adquirió la ciudad, su carácter cosmopolita permitió la convivencia de genoveses, holandeses, armenios, etc…, llegando a habitar en la misma tanto la nobleza como la alta burguesía compuesta en su mayoría por comerciantes en la Carrera de Indias.

 Uno de los 1100 azulejos holandeses de la Capilla del Nazareno de Santa María.

Ya de mediados del siglo XVII disponía Cádiz de una colección de azulejos de Delft en la Capilla del Nazareno de Santa María, encargados por armenios residentes en Cádiz, concretamente serían David, Paul y Jacques Zucar los que donarían la decoración cerámica existente hoy día, colaborando incluso el primero de ellos en diversos arreglos de la Iglesia. En 1685 doce miembros de la colonia armenia pertenecían a la cofradía de Jesús Nazareno. En total se trata de una colección de 1100 azulejos situados al lado de la epístola y entre los que podemos encontrar personajes, papas, santos, escenas bíblicas, etc… con una gran riqueza hagiográfica, tema que procuraremos abordar próximamente.

Existen más ejemplos en la ciudad de azulejería de Delft de la época, como los azulejos del Museo de la Catedral gaditana, los de la iglesia de San Agustín, los del Monasterio de Franciscanas Concepcionistas, los del Museo de Bellas Artes o los del Hospital de mujeres gaditano, si bien en estos casos no se trata de obras devocionales.

Una de las piezas ubicadas en el desaparecido convento de los Descalzos

También a fines del siglo XVII, se realizó un conjunto de piezas para el convento de los Descalzos de Cádiz, conjunto integrado al menos por siete retablos en azul sobre blanco que representaban escenas bíblicas, cuatro pertenecientes al Antiguo Testamento (Moisés y la serpiente de bronce, Jonás arrojado a la playa por la ballena, Sansón y los filisteos y el sacrificio de Isaac) y tres al Nuevo Testamento (Jesús es ayudado por simón de Cirene en su camino al Calvario, el Calvario y la Resurrección). Este conjunto ha sido ya tratado en nuestro artículo: LOS PANELES DE AZULEJOS HOLANDESES DEL PATIO DEL HOSPITAL DE LA CARIDAD DE SEVILLA. HISTORIA Y SIMBOLOGÍA. (VER)

La Lague cita entre otras piezas "Jonás y la ballena". Podría tratarse de esta

De la misma época tuvo que ser otro complejo de piezas cerámicas del mismo tipo y que el francés La Laigue cita en la revue de lárt ancien et moderne de 1898, concretamente en su artículo “Une Faïncerie a Rotterdam a los siglos XVII y XVIII”. En este caso se trataba de unas composiciones de azulejos que un amigo del cónsul general francés en Cádiz había visto en una iglesia, se cita la iglesia de San Francisco (¿Quizás el desaparecido convento de los franciscanos descalzos?), la información podría quedar ahí pero al indicarse que antes de la desamortización existía en el patio de esta iglesia de San Francisco anteriormente citada un conjunto de paneles cerámicos con temas bíblicos y que entre ellos se encontraban escenas tales como Daniel en el foso de los leones, Noé y el Arca y Jonás y la ballena hace cuanto menos dudar, sobre todo por la incorporación del último episodio. ¿Se trataría pues de otro conjunto de paneles en la iglesia conventual de San Francisco o estos estarían situados en el convento de los descalzos?. Las hipótesis que pueden surgir de aquí son muchas pues en el actual convento de San Francisco parece que no hubo piezas de este tipo. No sabemos pues si Mattoni se pudo hacer con la colección completa, o bien si estas piezas quedaron inservibles con los múltiples traslados a los que fueron sometidos, o tras estar en posesión de Mattoni y estas pasar al Marqués del Saltillo, éste instaló algunas en otra finca de su propiedad.

El Vía Crucis del claustro alto, con su bonita guardilla tridimensional.

Bien entrados ya en el siglo XVIII y concretamente en 1747 se hará encargo, en este caso a un taller cerámico de Triana de un Vía Crucis, que se colocó en el claustro alto del Hospital de Mujeres (Hospital de Nuestra Señora del Carmen) y que ha sido tratado en nuestro artículo: EL VÍA CRUCIS DEL CLAUSTRO ALTO DEL HOSPITAL DE MUJERES GADITANO (VER), se trata en esta ocasión de catorce piezas cerámicas en muy buen estado de conservación y con una composición y dibujo que nada tienen que ver con otros Vía crucis del mismo siglo en localidades cercanas tales como el del convento de capuchinos de Rota, el de la iglesia mayor Prioral del Puerto de Santa María o el de la iglesia de San Francisco de Arcos de la Frontera. Cabe destacar que se trata de la primera obra hoy día existente en la ciudad encargada a los alfares de Sevilla.

La primera pieza del Vía Crucis del patio principal, con una composición no usual en la época.

Dos años más tarde, es decir en 1749 se realiza un nuevo encargo desde el mismo lugar, se trata de otro Vía Crucis, en esta ocasión para el patio del citado hospital gaditano y que constará de quince piezas al adicionarle un retablo con la imagen de la Virgen de la Soledad. Es este el mejor en cuanto a composición, estilo, corrección en el dibujo y tamaño de los dos Vía Crucis y destaca entre todos los de su época. Ramos Corpas lo atribuye a Joseph de las Casas, un autor con obra firmada (cosa ya extraña en el siglo XVIII ya que los ceramistas no tenían conciencia de artistas) en la iglesia de Nuestra Señora de la O de Rota. Este conjunto también ha sido estudiado en los textos: EL VÍA CRUCIS DEL PATIO PRINCIPAL DEL HOSPITAL DE MUJERES GADITANO (VER) y EL RETABLO CERÁMICO DE LA SOLEDAD DEL PATIO PRINCIPAL DEL HOSPITAL DE MUJERES GADITANO (VER).

La Virgen de la Soledad, del mismo estilo que el Vía Crucis de 1749

En 1775 se instala en la capilla del Sagrario del hospital de la Misericordia de Cádiz, perteneciente a la Orden de San Juan de Dios un conjunto de 38 paneles cerámicos que representan a distintas órdenes religiosas y militares. Su autor es Jan Aalmis, pintor de Rotterdam que junto con su hermano realiza grandes trabajos de reconocido prestigio en la azulejería de la época tanto para la zona occidental de Andalucía como para Portugal. Esta colección que representa “una joya del arte azulejístico” en Cádiz basó sus interpretaciones en grabados de la obra Histoire des ordres religieux, impresa en Amsterdam y con grabados de Adrien Schoenemberg. Algunos de los estarcidos que se realizaron para las citadas piezas aún se conservan. Estas piezas fueron estudiadas por eruditos locales, así como por ceramólogos internacionales tales como Simoes, José Meco o Reiner Marggraf.

Las piezas de la Capilla del Sagrario representan Órdenes Religiosas.

Debieron existir más piezas, hay conocimiento de un Vía Crucis cerámico desaparecido, que al igual que las piezas comentadas en el texto de Noé y el arca o Daniel en el foso de los leones no han llegado a nuestros días, el paso del tiempo, la desamortización y el abandono en algunos casos han hecho que no sea posible contemplarlas. Téngase en cuenta que como indica Ana Crespo Solana en su obra El comercio marítimo entre Ámsterdam y Cádiz (1713-1778), las exportaciones con destinos a puertos españoles en 1753 reflejan un envío de 3.391 balas de cerámica (y hablamos solo de un año).

Texto: Alfredo García Portillo. Abril 2009.
Fotografías: Antonio Entrena Aznarte y Alfredo García Portillo.

 
BIBLIOGRAFÍA
Azulejos hagiográficos sevillanos en el siglo XVIII. Alfonso Pleguezuelo Hernández. Separata facticia de Archivo Hispalense.
Carreaux céramiques hollandais au Portugal et en Espagne. Simoes. La Haya . 1959
Marggraf, Ilse and Joliet, Wilhelm. ROTTERDAMER FAYENCEFLIESEN IN DER KAPELLE DES HOSPITALS SAN JUAN DE DIOS IN CÁDIZ / ANDALUSIEN in Keramos nº 150. Octubre de 1995.
Crespo Solana, Ana. El comercio marítimo entre Amsterdam y Cádiz (1713 – 1778). Banco de España. Servicio de estudios de historia económica. Nº 40. 2000.
La Laigue, Revue de lárt ancien et moderne, 1898
Textos propios en www.retabloceramico.net