Presentación   Glosario   Textos   Autores   Índices   Noticias   Colaborar   S O S   Otros   Mapa Web  
.
 

EL RETABLO CERÁMICO DEL CRISTO DEL AMOR
DE LA CARPINTERÍA DE MANUEL CASANA

PEDRO DE SERAS LEDESMA - MARTÍN CARLOS PALOMO GARCÍA
 

Retablos del Cristo del Amor en la fachada de la Iglesia Colegial del Divino Salvador (1930)
y su réplica a menor tamaño encargada por Manuel Casana para su taller de carpintería (1931)
Tras casi diez años sobre la pista de un retablo cerámico del Santísimo Cristo del Amor, titular de la Hermandad que reside en la iglesia del Divino Salvador de Sevilla, que estuvo en el interior del taller de carpintería de Manuel Casana, y gracias al eficaz trabajo de uno de los colaboradores de nuestra página, Pedro de Seras Ledesma, que localizó una pista fiable en el mes de marzo de 2008, podemos ofrecer información sobre su paradero actual. De esta forma se rescata del olvido un retablo cerámico que muchos cofrades recordaban -incluidos hermanos veteranos de esta querida Corporación del Domingo de Ramos sevillano- desconociendo su paradero actual.

Marzo de 2008. Pedro de Seras ante la foto que motiva sus primeras pesquisas

Don Manuel Casana Gómez, nacido en Córdoba el 23 de enero de 1880 pero afincado en Sevilla a temprana edad, fue un renombrado industrial del ramo de la madera y cofrade sevillano de la primera mitad del siglo pasado. Regentaba un prestigioso taller de carpintería cuya sede estaba en una zona del barrio de Nervión. Los talleres estaban englobados en una edificación de tipo industrial y edificio de viviendas que en la actualidad ostenta el número 13 de la calle Santo Domingo de la Calzada, un edificio de estilo regionalista proyectado por el arquitecto D. Aurelio Gómez Millán, que en su parte superior, de un lado a otro del edificio, presenta un amplio rótulo cerámico que con el texto, de “Carpintería M. Casana” y en su parte central un magnífico retablo de San José, patrón de los carpinteros, magistralmente salido de los hornos de la fábrica de Ramos Rejano.

Edificio en calle Santo Domingo en cuyos bajos estaban los talleres de Manuel Casana.

De su faceta religiosa podemos decir que D. Manuel Casana estuvo estrechamente relacionado con numerosas hermandades y cofradías sevillanas, siendo hermano de casi treinta de ellas, pero a una se entregó en cuerpo y alma, la del Santísimo Cristo del Amor, que desde 1922 reside canónicamente en el templo del Divino Salvador de Sevilla. El cofrade D. Luis Chamorro nos aporta el dato de que Manuel Casana fue Hermano Mayor de Santa Cruz entre los años 1937 y 1942

En la época que le tocó vivir, fueron muchas las Hermandades reorganizadas o fundadas que precisaron ejecutar parihuelas, altares y retablos, así como otras que vieron desaparecer sus enseres durante la guerra civil; a todas ellas atendió y trató con generosidad y comprensión, pues tenía un carácter sencillo y afable.

A la Hermandad del Amor se incorporó en 1902, llegando a ser nombrado Teniente de Hermano Mayor perpetuo, pues no quiso ocupar el cargo de Hermano Mayor efectivo. Como benefactor de la misma, citemos la donación del altar de cultos portátil y sobre el tema que verdaderamente centra esta colaboración, los retablos cerámicos, fue donante del que está adosado a la fachada de la antigua iglesia parroquial del Divino Salvador, en la calle Villegas semiesquina a la Plaza del Salvador. Fue bendecido el 18 de noviembre de 1930, siendo el mayor retablo cerámico de los existentes en Sevilla, pues reproduce a tamaño real la venerada imagen del Santísimo Cristo del Amor, pintado por el ceramista Enrique Mármol Rodrigo con la colaboración de su compañero Manuel Cañas, en la fábrica de cerámica Los Remedios, que regentó Julio Laffitte. El impresionante tejaroz que lo cubre fue ejecutado por los operarios de la carpintería. En señal de agradecimiento, la hermandad del Amor le dedicó un mural cerámico en sus dependencias en febrero de 1931.

D. Manuel Casana ante el retablo cuando estaba en su carpintería en el barrio de Nervión (Fotografía de Ruiz de Castro tomada de la revista "Calvario" de 1945). A la derecha, azulejo en las dependencias de la Hermandad del Amor en recuerdo y agradecimiento por la donación del retablo de calle Villegas y el altar portátil de cultos.

Era tanta la devoción de D. Manuel a su Cristo del Amor, que paralelamente a la realización de este azulejo encargó otro para presidir el patio de su empresa en 1931, fecha del bautizo de su nieta doña Concepción López Casana. El único testimonio gráfico de que disponemos es una entrevista que le hacen en la Revista de Semana Santa “Calvario” correspondiente al año 1945, con el título “Manuel Casana y Gómez, protector incansable de nuestras cofradías”, en la que en una fotografía de Ruiz de Castro posa ante un gran retablo cerámico que presidía el patio central de la carpintería, justo enfrente de la puerta principal. Se puede apreciar que es de menores dimensiones y diseño más simple que el colocado en El Salvador.

Antes de continuar, debemos reseñar algunos datos familiares, imprescindibles para comprender el devenir del retablo del Cristo del Amor. D. Manuel Casana tuvo cuatro hijos: María José, María Dolores, María y Jesús; este último falleció joven y sin descendencia. A la muerte de Don Manuel Casana Gómez, ocurrido en Sevilla el 24 de Diciembre de 1952, sus herederos, continúan con el negocio de carpintería hasta que en 1964, el crecimiento residencial y comercial de Sevilla en el barrio de Nervión, implicó un cambio en los usos urbanos de la zona, aconsejando el traslado del taller, como Sociedad Limitada a las nuevas zonas de uso industrial, concretamente al Polígono La Chaparrilla.

De la memoria en Nervión de Don Manuel Casana, quedó el singular edificio, en cuyos bajos se instalaron negocios de hostelería, y la calle que un año después de su fallecimiento, en 1953, fue rotulada con el nombre de Manuel Casana, entre la actual Avda. de San Francisco Javier y la calle San Juan de Dios.

Entrada a la Hacienda Mejina, en Espartinas (Sevilla), en cuyo patio se localiza el retablo del Cristo del Amor.

El retablo del Cristo del Amor fue desmontado en el citado 1964, sus piezas numeradas y guardadas en cajones, quedando en poder de una nieta de Don Manuel, Doña Concepción López Casa, casada con Don Enrique Zamora Carranza, e hija de Doña Dolores Casana y su esposo Don Francisco López, propietarios de la Sociedad Limitada , los cuales en 1989, lo vuelven a colocar en el patio de una propiedad de la familia: la Hacienda Mejina, situada en el termino municipal de Espartinas, Sevilla, destinada a albergar celebraciones y eventos.

Emplazamiento actual del retablo en el interior de la Hacienda Mejina.

Los hijos de Doña Concepción, (q.e.p.d.), y de Don Enrique son: Don Enrique y Don Jerónimo Zamora López, biznietos por parte materna de Don Manuel Casana Gómez, que sabrán cuidar y conservar, como hicieron sus padres y abuelos, esta joya de la cerámica artística que Don Manuel Casana quiso dejar para sus descendientes, que siguen profesando la misma devoción al Santísimo Cristo del Amor.

En las visitas realizadas a la Hacienda Mejina para fotografiar el retablo en su ubicación actual, se ha podido comprobar que no figura firma sobre su autoría, por lo que no puede asegurarse el pintor ni la fábrica, aunque podría ser la misma que ejecutara el de la calle Villegas, pero sin estar confirmado.
Su hija, María José, casó con Don Manuel Pachón, y su otra hija, María, casó con Don Juan Cabrera Echegoyan, tuvieron ocho hijos, y de ellos, dos hijas, María del Amor y María José, conservan otros bellos retablos cerámicos de mediados del siglo pasado, cuyo autor es Antonio Morilla Galea. Del mismo modo, Doña María José conserva un retablo del Cristo del Amor de pequeño formato, sin firmar,  de la misma factura que el de la calle Villegas o el de la Hacienda Mejina.  

Los lectores pueden acceder a la noticia con la que se anuncia el hallazgo (VER). De igual forma pueden acceder a la ficha de catalogación del retablo (VER)

Texto: Pedro de Seras Ledesma y Martín Carlos Palomo García. Julio 2008.
Fotografías: Pedro de Seras Ledesma, Alfonso García García, Martín Carlos Palomo García y Ruiz de Castro (Revista Calvario 1945)


Fuentes documentales:
1) Datos de la entrevista personal con Don Enrique Zamora Carranza en la Hacienda Mejina, realizada por Pedro de Seras Ledesma en junio de 2008.
2) Entrevista con Doña Maria del Amor Cabrera Casana, nieta de Don Manuel Casana, en junio de 2008.
3) Revista “Calvario” del año 1945, donde se encuentra el reportaje titulado “Manuel Casana y Gómez, protector incansable de nuestras cofradías” ilustrado con la fotografía ante el retablo y una en su despacho.
4) Boletín de la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor núm.61, abril-junio 2000, p.15. Sección “Retablos cerámicos: un retablo por localizar” a cargo de Martín Carlos Palomo García.
5) El Correo de Andalucía, 19 de noviembre de 1930, p.3. “Solemne bendición del
retablo del Cristo del Amor, en el Salvador”.
6) El Cristo del Amor y su Archicofradía. VV.AA. Sevilla, 1998.